Falsificaron firma de ex secretario con purificadoras

Marco A. Aranda denuncia que no es su rúbrica la que aparece en contratos gallardistas

Falsificaron firma de ex secretario con purificadoras



El ex secretario general del Ayuntamiento capitalino, Marco Antonio Aranda Martínez, confirmó la falsificación de su firma en los contratos celebrados para la administración municipal de Ricardo Gallardo para la contratación en comodato de las instalaciones de las 25 plantas purificadoras.

En forma previa, el Oficial Mayor de la Alcaldía capitalina, Óscar Valle Portilla, denunció que en el proceso de entrega-recepción encontró múltiples documentos triturados y únicamente archivados en forma directa en las oficinas, los 25 contratos de las purificadoras con la firma falsificada.

Explicó que se percató de la falsificación de la firma, porque además de ser diferente a la que plasma en documentos oficiales el entonces secretario del Ayuntamiento, fue elaborada con trazos burdos y desde el proceso de entrega-recepción fue necesario consultar al ex funcionario, quien se presentó en la Alcaldía capitalina para reconocer la firma.

Marco Antonio Aranda advirtió que no va en específico contra nadie, pero sí contra quien resulte responsable de la falsificación de las firmas en los únicos documentos entregados por el entonces oficial mayor Noé Lara Enríquez, como aquellos que amparan la adquisición oficial de los servicios de purificación de agua de la Alcaldía gallardista.

Dijo que el Oficial Mayor Óscar Valle Portilla le habló para confirmar y se encontró con que la firma fue falsificada en una gran cantidad de contratos.

Dijo que lo que más le preocupa es que si aparece su firma en algunos documentos, los responsables pudieron falsificar más. “La fama pública vale mucho”.

“No me pesa, puesto que los que andamos en esto y nos pueden suceder muchas cosas, pero verdaderamente no se vale que nada más se avientan una cosa tan fea y tan grave, jurídicamente grave, y más si el día de mañana salen algunas otras cosas más delicadas, es decir todas, son delicadas, pero verdaderamente poner al tanto de lo que está pasando y de lo que puede pasar el día de mañana”.

Anuncia que va a llegar hasta las últimas consecuencias y quien falsificó las firmas va a tener que pagar jurídicamente lo que hizo para que se le quite la costumbre de andar haciendo ese tipo de versiones, pensando que la siguiente administración no se va a dar cuenta o pensando que no iba a haber otra administración más que la misma.