Informales invaden la calle Zaragoza

En la vía se han instalado todo tipo de vendedores

Informales invaden la calle Zaragoza



Luego de que la administración municipal actual asegura que recibió un número mayor de vendedores ambulantes con respecto al padrón realmente escrito, poco a poco aparecieron algunos comerciantes ambulantes que ofrecen mercancías diversas en algunas áreas de la calle Zaragoza.

Algunos de ellos han permanecido desde hace años en el lugar, pero por ejemplo aparecieron algunos vendedores de jugos y de algunos otros productos, “toreros” y también comerciantes establecidos que sacan sus mercancías a la vía pública.

A la vía se han incorporado también algunos músicos o cantantes que usan pistas para entonar o desentonar alguna melodía, y con ello tratar de ganarse la vida.

Por igual, hay algunos intérpretes musicales con violines, pero los que más abundan son personas en su mayoría mayores de edad equipadas con bocinas, alguna memoria de pistas musicales y los conocimientos de alguna canción que cantan en espera de que caiga una moneda en el recipiente que colocaron en el piso.

Los vendedores ambulantes también hacen parte de la tarea de llenar la calle Zaragoza de oferentes de diversas mercancías. Los “toreros”, por lo general ofrecen algunas mercancías sencillas, tales como chicles, cacahuates o miel de abeja.