Adultos mayores en navidad

Ayúdalos a sobrellevar la tristeza y soledad de este confinamiento

Adultos mayores en navidad
Sabemos que la soledad y la melancolía son la otra cara de la moneda de la Navidad.

Y es que todos los años hay personas que ven en estas fiestas el peor recordatorio de su situación y pasarlas sin compañía supone un motivo más para estar tristes.

Este año va a ser peor. Y es que van a ser muchos los mayores, nuestros padres y nuestros abuelos, que van a vivir las navidades aislados.

Aunque esta sea la mejor manera de evitar que se contagien y que sufran las severas consecuencias de contraer la COVID-19, desde luego, no va a ser la mejor medicina para su salud, tanto física como mental., sin embargo, sí nos da algunas pautas para acortar distancias y que nuestros familiares no sufran las consecuencias psicofísicas de esta pandemia. 

AISLAMIENTO

El hecho de quedarse solos durante los días en que todo el mundo está en compañía da más tristeza que en un día normal, debido a que las navidades las tenemos socialmente asociadas a un momento de estar en familia, de reencontrarnos con personas que hace tiempo que no vemos, incluso, de hacer viajes para la ocasión, de abrazos, fiestas, con grandes banquetes y sobremesas. 

Algo que no podremos realizar este año. O, al menos, no se recomienda realizarlo. 

CONSECUENCIAS 

Esto puede tener consecuencias en la salud mental de nuestros familiares. Incluso, la nuestra.

Cuando celebramos juntos la Navidad, nos sentimos en compañía, formamos parte de un grupo, dejamos de lado las disputas y compartimos.

Además, la ilusión de la preparación de las fiestas y de arreglarnos para la ocasión es algo que nos moviliza y nos motiva.

No obstante, la soledad que en estas fechas algunas personas pueden sentir, también puede hacerse más grande y abrir heridas que en otras fechas pueden no estar tan presentes.

Estar solos puede producir pena, tristeza, sentirnos vulnerables y sentirnos fuera de lo que se supone que está viviendo el resto de personas. Esta sensación de sentirse fuera, puede agravar su sentimiento de soledad y puede llevarlos a sufrir o agravar algún tipo de trastorno psicológico.

SENTIMIENTOS

Por ello, es muy importante que tengamos en cuenta qué significa para nosotros y para nuestros familiares o allegados la Navidad y comprendamos cómo puede afectar pasarlas solos. 

Es importante protegernos y encontrar otra manera para obtener aquello que necesitamos: Amor, ilusión y compartir.

VULNERABILIDAD

No todos nos vamos a sentir solos. De hecho, puede que algunas personas sientan incluso un alivio ante las actuales restricciones. Sin embargo, las personas más mayores sí experimentarán más vulnerabilidad y soledad. Hecho que se agrava cuando se han perdido seres queridos.

En estas fechas, el sentimiento de pérdida o incluso de abandono puede hacerse más fuerte y alcanzar picos muy altos.