¡Año nuevo, vida nueva!

Retos saludables

¡Año nuevo, vida nueva!
Estamos a unas horas de dar la bienvenida al 2021, un año en el que todos tenemos esperanza de conseguir nuestras metas.

Serán 365 días en los que, de nuevo, son muchos los propósitos que nos hemos marcado. 

Ahora es el momento de que todo lo que nos proponemos se haga realidad y pongamos empeño en cumplirlo.

La mejor manera de empezar el año es proponiéndonos retos de salud, intentando poner todo de nuestra parte para preservarla y cuidarnos de la forma más natural. 

DEJAR DE FUMAR

Este debería ser el objetivo principal de las personas que todavía son fumadoras. 

Todos sabemos ya cuáles son los efectos negativos de fumar, no sólo para la salud, pues aumenta el riesgo de sufrir enfermedades, sino también los efectos en lo relativo al envejecimiento, al estado de nuestra piel y las arrugas que nos provoca, pues la piel se apaga, se ensucia; de igual forma sucede con las encías y los dientes, que también se estropean. 

Es realmente un hábito difícil de dejar, por la dependencia que crea la nicotina y las sustancias aditivas que llevan los cigarrillos. 

Por eso, nos podemos ayudar con diferentes productos. 

Si no se fuma mucho y se tiene buena fuerza de voluntad, se puede optar por productos naturales. Lo ideal es el regaliz, aunque con precaución en los pacientes hipertensos.

También los caramelos para dejar de fumar. También hay cigarrillos de hierbas naturales, que no contienen nicotina.

Si nos resulta más difícil, se puede optar por los chicles, caramelos, o spray con nicotina, empezando con bajas dosis y, poco a poco, ir cambiando los cigarrillos por estos productos hasta eliminar totalmente los mismos.

BEBER MENOS ALCOHOL

El alcohol también perjudica, sobre todo cuando tiene altas graduaciones o cuando se bebe más de lo que se debería. 

No es conveniente beber más de dos copas de vino al día. 

¿Sus efectos? Nos hace subir de peso por la cantidad de calorías que aporta, aumenta los niveles de colesterol, provoca vasodilatación en la piel con lo que aumentan los capilares y las venitas rosadas. 

Además de problemas cardiacos, como alteraciones del pulso o tensión arterial.

ALIMENTOS SALUDABLES

Comer todas las comidas de forma sana y equilibrada. Está demostrado que la dieta mediterránea es la más sana, y que nos ayuda a alargar la vida y con un buen estado de salud. 

Durante el año, es posible que hayamos ido perdiendo las buenas costumbres.

Muchas veces, debido a que el trabajo, el estrés, las prisas o factores emocionales nos hacen olvidarnos de las buenas costumbres, por lo que al principio del año es el momento ideal para retomar la dieta equilibrada y sana.

DIETA EQUILIBRADA

Es importante desayunar, hacer una comida y una cena ligera, con las 5 porciones de fruta y verduras diarias. 

Una dieta equilibrada es aquella que nos aporta todos los nutrientes necesarios. 

Conviene comer ordenadamente, procurando seguir un horario correcto y regular.

Además, hay que procurar hacer una dieta no muy alta en calorías. 

Una mujer consume de 1.500 a 2.300 calorías diarias, y los hombres de 1.800 a 2.500 calorías diarias.

Es importante seguir las recomendaciones de la pirámide alimentaria.

VARIEDAD

Evitar los productos que contengan 

demasiados aditivos o los alimentos poco naturales.

Evitar los alimentos que ya sabemos anticipadamente que nos sientan mal o que van a producir mala digestión o reacciones adversas.

Evitar los excesos, como los alimentos industriales, los muy elevados en hidratos de carbono o muy ricos en grasas.

Es muy importante en la dieta el desayuno; nuestro cuerpo va a recibir y va a absorber primero, por lo que es el mejor momento de tomar las vitaminas u otros suplementos. 

Los alimentos muy ácidos es preferible que no sean en ayunas y es el momento ideal donde podemos comer hidratos de carbono. 

Los de absorción lenta nos van a ayudar a mantenernos con energía durante más horas.

EJERCICIO

Otro objetivo quizás de los más habituales en el comienzo del año es empezar una rutina de ejercicio, no es necesario que nos pongamos metas muy estrictas que vamos a abandonar muy rápido, ya que muchas veces, aunque queramos nos lo impiden el tiempo y las ocupaciones diarias.

Hacer ejercicio nos va a beneficiar 

en varios aspectos como ayudar a 

disminuir el colesterol, es anti-edad, aumenta la energía y nos ayuda a mejorar emocionalmente.

PERDER PESO

Es quizás junto con las anteriores uno 

de los propósitos más deseados al empezar el año. 

Si se desea perder mucho peso es preferible marcarnos metas cortas, y cuando se llega a esta meta, volver a comenzar.

Perder peso no se consigue en tres días, es por ello que conviene hacerlo lentamente y de forma segura, no con dietas estrictas y alocadas, que nos pondrán en riesgo la salud y nuestra integridad emocional.

CUIDAR LA PIEL

El principio del año es el mejor día para empezar la rutina de cuidados, ya que, si hemos dormido poco o después de fiestas, necesitaremos cuidados extra urgentes.

Para empezar, conviene una limpieza extra y en profundidad. 

Es por ello el momento perfecto para exfoliaciones y mascarillas sea cual el tipo de piel. 

a exfoliación la haremos más o menos intensa, pero siempre es necesario eliminar impurezas y exfoliar las células muertas para que aparezca la piel nueva debajo.