CASAS ACTUALES

INCLUYE EL ARTE EN tU DECORACIÓN

CASAS ACTUALES

El arte es para la decoración de interiores como un buen bolso o unos zapatos en la moda, el accesorio que convierte un ´look´ normal en uno lleno de personalidad.

La idea es que sea capaz de destacar y aportar su dosis de estilo, incluso cuando no compartan el mismo estilismo.

Así, una obra de arte que a priori no encaja en la pared del sofá del salón lucirá ideal si la conviertes en la reina del espacio y logras que todas las miradas, por tamaño, color o tema, se dirijan hacia ella. 

Si has adquirido recientemente una pieza especial (es el nuevo modelo de inversión) y quieres descubrir otra forma de integrarla en tus estancias, estas ideas de decoración pueden servirte de inspiración. 

SIN PREJUICIOS

Saca de tu cabeza la idea de que obra y casa deben compartir estilo: no tiene que ser así. Se puede lograr que un cuadro abstracto se integre en una decoración clásica o que uno antiguo encuentre su hueco en una moderna si le dejas hueco para que respire y no resulte una carga deco, sino la pieza que equilibra el conjunto. 

DEL TECHO AL SUELO

Hablamos siempre de las posibilidades de la verticalidad de las paredes como lugar extra para almacenar y para aprovechar cada centímetro libre

Sin embargo, puedes invertir las reglas y convertir el suelo en el sitio perfecto para tu colección de arte. 

Puedes también colocar en un rincón cercano al salón, para recibir luz natural, y dejarlo en el pavimento como si estuviera 

de paso.

Una buena idea para no restar luminosidad es usar un 

paspartú blanco.

Una mesa auxiliar con la escultura completa el conjunto y atrae la mirada hacia la parte inferior del espacio.

SOBRE UN MUEBLE

A veces solo tienes que buscar un buen apoyo para que el arte encuentre su propio espacio en la casa y nos mire de tú a tú.

El efecto se potencia aún más con una pared en azul oscuro.

Puedes colocar una sola obra, como aquí, o intercalar varias de distinto tamaño creando una composición armoniosa.

SÓLO EN LA PARED DEL SOFÁ

Como en todo, busca el equilibrio y despeja de elementos extraños la superficie elegida.

La pared del sofá es unos de los lugares más usuales para colgar tus cuadros y acertar, aunque por defecto solemos elegir uno XL.

Sin embargo, el resultado funciona si eliges un cuadro, extravagante y divertido, no pasará desapercibido e imprime personalidad a un rincón clásico, y más si está estratégicamente situado entre las molduras, para ajustar sus dimensiones. 

De todas maneras, si tienes dudas, recuerda que en esta pared tanto si se trata de uno como de varios es importante que no sobresalgan por los lados, que estén centrados y que el centro quede a la altura de nuestros ojos.

LLENANDO LAS PAREDES

Puedes convertir una iglesia renacentista en una casa de diseño, hacer del arte uno de los pilares principales de

 la decoración.  Para lograrlo, usa las paredes como un gran lienzo en blanco donde crear diferentes composiciones, que, sin embargo, forman parte de un todo.

Desde la subida de la escalera, hasta el salón en la planta baja o el dormitorio, en la alta, sin olvidar la cocina donde un retrato con marco dorado puede descansar sobre una balda, alejado de la zona de fuegos. 

Si quieres copiar su estilo, no debes tener problemas de metros, ya que esta opción solo funciona en grandes 

espacios abiertos.