¡Celulitis!

Alimentos y ejercicios que te ayudan a prevenirla y eliminarla

¡Celulitis!
La celulitis se convierte en el enemigo que todas queremos vencer, pero no es una labor sencilla. Lo primero que debemos saber es que se trata de un problema que afecta a la capa más profunda de la piel. 

Como tal, si quieres solucionarlo, lo primero que tendrás que ver es el porqué se produce esa enfermedad, acudir a un médico que haga un diagnóstico, porque aunque mucha gente lo cree, no tiene por qué ir asociado simplemente a la obesidad o al aumento de peso.

En esta última capa que hablábamos, la hipodermis, es donde se acumulan los adipocitos, unas células que se encargan de almacenar grasa con diferentes funciones, entre ellas termorreguladoras o de protección. 

Es cuando la celulitis o la llamada piel de naranja aparece cuando esos adipocitos aumentan mucho de tamaño y empujan al resto de la estructura formando esos bultitos. 

CAUSAS

Las causas de la celulitis son varias. 

Hay que entender que es multifactorial y que como hemos dicho es una enfermedad y que puede tener un origen endocrino, de circulación, hepático, etc.

FACTORES

Pero, eso sí, no hay que tirar la toalla, pues hay dos factores en los que podemos incidir y mejorar: Nuestros hábitos alimenticios y en la actividad física. 

Y estamos aún a tiempo de ponernos manos a la obra.

Realizar ejercicio de forma habitual y llevar una correcta alimentación es esencial, pero hay que saber qué hacer y comer para acabar con la celulitis y evitar su aparición.

ENTRENAMIENTO CON FUERZA

En cuanto al deporte, un gran error que comete la gente es querer gastar mucho haciendo cardio. Recuerda que la grasa no se "quema".

La grasa se va a poder usar como sustrato a la hora de producir ATP, la molécula de la energía, pero hay un proceso detrás mucho más complejo y multifactorial. 

Por lo que nosotros incidimos mucho en el trabajo de fuerza. 

Y no tengas miedo a ponerte enorme, eso no pasará al menos que hagas un entrenamiento muy muy específico y una dieta muy concreta para el aumento del tamaño muscular.

TRABAJO HIIT

También recomienda el trabajo de Hiit, que puede ser un gran aliado para aumentar el gasto calórico e incluso aumentar la masa muscular.

CELULITIS BLANDA

Ejercicios si tienes celulitis blanda. No todas las celulitis son iguales. Y tampoco los ejercicios recomendados para combatirla.

La celulitis blanda está repartida, es esponjosa, con alteraciones en la microcirculación y edema. Dado que las zonas más comunes donde aparece se encuentran en el tren inferior es importante realizar rutinas de ejercicios focalizados en esta área.

DISCIPLINAS DEPORTIVAS

Para ello, te recomendamos las siguientes disciplinas:

Correr.

Caminar cuesta arriba o si es en cinta añadir la inclinación.

Bicicleta.

Natación.

Una rutina de HIIT enfocada en piernas y glúteos.

Ejercicios específicos: Sentadillas y sentadillas con salto, squat y squat jump.

Zancadas o lunges normales y laterales, si es con peso aún mejor.

Elevación de cadera.

Utilizar la fitball para crear inestabilidad y obtener mejores resultados.

Elevación de cadera con fitball entre las piernas, es importante que al elevarla apretemos la fitball con las piernas.

CELULITIS EDEMATOSO

Ejercicios si tienes celulitis edematosa. En este caso, además de lo anterior, tiene micronódulos adiposos.

Es necesario tonificar aquellos músculos donde existe una acumulación de grasa, para ello realizaremos ejercicios de fuerza. Una buena forma de hacerlo es utilizando bandas elásticas.

ENTRENAMIENTO

Así, se pueden realizar los siguientes ejercicios con bandas:

Caminata lateral en squat con goma en rodillas.

Elevación lateral de pierna con banda y pie en flex.

Patada de burro lateral con banda y pie en flex.

Squat abriendo y cerrando rodillas con la banda elástica.

Elevación de pierna con 4 puntos de apoyo.

EJERCICIOS

Ejercicios si tienes celulitis dura o fibrosa. La celulitis fibrosa es el caso más difícil de eliminar, ya que se instala profundamente en los tejidos y aparece en forma de depósitos de grasa duros. 

Al igual que los anteriores suele aparecer en el tren inferior por lo que rutinas de fuerza y cardio son la principal herramienta para trabajarla.

A combinar entre sí ejercicios como correr, nadar, montar en bicicleta y el HIIT con enfoque en fuerza del tren inferior.