CUIDA TU TIROIDES

UNA DIETA SALUDABLE CONTRIBUYE A SU BUEN FUNCIONAMIENTO

CUIDA TU TIROIDES
Antes de conocer cómo influye la dieta en el buen funcionamiento del tiroides y qué alimentos o plantas podemos consumir para mejorar su función, es importante comprender qué es esta glándula que se encuentra en el cuello.

La misma, produce, a partir de yodo, las hormonas encargadas de la regulación del uso y almacenamiento de energía corporal. 

En concreto, la glándula tiroides produce dos tipos de hormonas, la tiroxina o T4 y la triyodotironina o T3. 

El balance de las hormonas tiroideas es importante para un correcto funcionamiento metabólico.

De hecho, aspectos tan importantes como la regulación de la temperatura corporal, el consumo de energía, el apetito, el sueño e, incluso, el carácter, dependen de un buen funcionamiento del tiroides.

GLÁNDULA

Cuando la glándula produce más hormonas de las que debería, aparece un trastorno conocido como hipertiroidismo; mientras que la producción deficitaria de las mismas da lugar al hipotiroidismo.

TRASTORNOS

Ambos trastornos requieren de un tratamiento médico específico, que incluye una serie de modificaciones dietéticas enfocadas a mitigar los síntomas que pueden aparecer cuando se dan estos desequilibrios hormonales, aumento o pérdida de peso, pérdida de masa muscular, fatiga.

HIPOTIROIDISMO

El déficit de hormonas tiroideas da lugar a la aparición de una serie de síntomas como una mayor sensación de fatiga, somnolencia, estreñimiento y en algunos casos tendencia 

al sobrepeso. 

ALIMENTACIÓN

En este caso la dieta no debe distar mucho de la aconsejada para la población general. 

Debe seguirse una dieta variada y equilibrada, evitando los alimentos azucarados y con alto contenido en grasas saturadas o trans.

Por otro lado, debe potenciarse el consumo de alimentos ricos en fibra, vitaminas y minerales como los vegetales, las hortalizas, las legumbres y las frutas.

EJERCICIO

Por último, es muy importante realizar ejercicio físico de forma habitual y, en caso de padecer obesidad y sobrepeso, consultar con el médico o profesional que tipo de alimentación debe seguir para favorecer su pérdida.

HIPERTIROIDISMO

El hipertiroidismo ocasiona otra serie de síntomas diferentes, derivados del exceso de hormonas tiroideas.

La consecuencia más importante que se produce es que aumenta el catabolismo en el organismo, y por tanto se produce una disminución importante de peso y de 

masa muscular.

Este tipo de personas presentan serias dificultades para aumentar su peso, por lo que las recomendaciones dietéticas deben ir enfocadas a incrementar el consumo de alimentos con alta densidad de nutrientes, con el objetivo de frenar e incluso aumentar el peso.

ALIMENTOS Y ACTIVIDAD FÍSICA

En estos casos se debe seguir también una dieta variada y equilibrada, haciendo hincapié en el consumo de alimentos con alta densidad energética y proteica como las carnes magras, huevo, lácteos enteros, grasas saludables, aguacate, cremas de

frutos secos.

Por supuesto también deben incluirse frutas, verduras y legumbres y se debe realizar ejercicio físico para mantener y aumentar la 

masa muscular.

ALGAS

Este alimento se caracteriza por presentar un alto contenido en yodo. 

Aunque esto, a priori, podría parecer muy bueno debido al elevado déficit que hay en la población española de este mineral, la realidad no es así.

La cantidad de yodo de las algas puede superar hasta en un 2000% la ingesta diaria recomendada de este mineral, lo que puede causar problemas a personas con hipo/hipertiroidismo, niños y embarazadas.

CANTIDAD

En caso de padecer problemas de tiroides, siempre debes consultar con tu médico si es aconsejable o no el consumo de este alimento de

 forma esporádica.