Detox digital

Desconéctate de la tecnología

Detox digital
Estos días en que pasamos la mayor parte de tiempo en casa, no es mal momento para plantearse lo que podemos bautizar como un "detox digital".

Vivimos hiperconectados y, debido a la situación actual, cada vez más. 

No podemos olvidar que, a raíz de la pandemia, muchas de las actividades que antes hacíamos presencialmente, ahora las hacemos gracias a Internet; teletrabajo, compras, clases, videollamadas con amigos y familiares.

Es difícil evitarlo, y lo cierto es que estamos expuestos, más que nunca, a las pantallas y esto puede provocar un abuso de ellas y una hiperconectividad. 

Aquí, te damos una serie de consejos para conseguir desconectarte, al menos dentro de lo posible. 

ALTERNA 

Alterna momentos de conexión y desconexión.

Lo ideal, para conseguir una "desintoxicación" de Internet es planificar los momentos en los que vas a conectarte y los que no.

En este punto, es una muy buena idea, por ejemplo, hacer "ayuno digital". 

Es decir, justo cuando nos despertemos, estar un tiempo sin conectarse, evitar este pequeño gesto que rompe con nuestra planificación.

LIMPIEZA EN REDES SOCIALES

Buen momento para hacer limpieza en redes sociales.

Sigues a demasiadas personas, acumulas datos y contactos en tus redes sociales, perfiles que, a fin de cuentas, ves que no te aportan nada.

Las vemos sin sentido, sin que, nos brinde ningún beneficio o interés. 

Es momento de hacer "limpieza" y quedarte sólo con lo constructivo.

TIEMPO DE DISTRACCIÓN

Aunque teletrabajes, dedica tiempo al ocio.

El teletrabajo parece haber llegado para quedarse. Tiene muchas ventajas y permite mejorar la conciliación. 

Pero teletrabajar no implica estar todo el día conectado, más allá de tu jornada laboral. 

El teletrabajo mal entendido ha hecho que estemos permanentemente conectados a nuestro quehacer profesional.

Sin embargo, es mejor desconectar cada cierto tiempo.Ganarás agilidad mental, eficacia y serás más creativo.

¡MUÉVETE!

No puedes, ni debes, estar mirando todo el día a la pantalla. 

Levanta la cabeza de las pantallas.

Mira alrededor, a los ojos de la gente, al cielo, a la naturaleza. 

Lo importante sucede en el mundo real, en las pequeñas y simples cosas de la vida.

NO USAR CELULAR MIENTRAS COMES

Nada de teléfono celular mientras comes.

Trata de poner esta norma en casa: Nada de tener estos aparatos sobre la mesa, mientras desayunas, comes o cenas.

Es algo demasiado habitual y hace que estemos en silencio, pendientes de las pantallas.

Sin embargo, la comida y la cena deben ser momentos de desconexión digital y de conexión emocional con la pareja y familia.

CUIDA TU CUERPO Y MENTE

Mente y cuerpo. 

Son dos partes fundamentales, y una no funciona bien si la otra está mal.

Los hábitos sanos, como hacer deporte o meditar, son la mejor manera de mantener a raya el tecnoestrés. 

Intenta hacer deporte sin smartwatch, sin el celular, sin apps, solo tú.

SILENCIO DIGITAL

En busca de momentos de silencio digital.

Hay momentos en que tu celular echa humo de tanta actividad: Notificaciones, llamadas, mensajes.

Si sientes agobio, es el momento de silenciar las notificaciones de esos grupos que no paran de sonar, o incluso las llamadas en un momento en el que lo necesites especialmente. 

La ausencia de inputs nos permite entrar en contacto con nuestra voz interior. 

El silencio es salud.

MODO AVIÓN

Es una buena opción para desconectar cuando lo necesitas.

Por lo que se refiere a la salud digital no solo importa el tiempo de conexión sino también el contenido que nos llega, si nos altera o estresa.