EL VÍNCULO ENTRE PRIMOS

FOMENTA VALORES COMO LA TOLERANCIA y EL RESPETO

EL VÍNCULO ENTRE PRIMOS
Padres, hermanos, tíos, abuelos, todos tienen un rol dentro de la familia.

Cada uno tiene un papel fundamental para construir unos lazos familiares sólidos, todos sin olvidar a los primos, que también ocupan un lugar muy importante en la cadena familiar.

Y es que, aunque los adultos de la familia sean una referencia importantísima para los niños, no hay que menospreciar todo lo que aprenden junto con sus primos.

Para algunos niños sus primos son muchas veces más compañeros, más amigos que sus propios hermanos.

BENEFICIO

Pasar tiempo y convivir con los primos es mucho más beneficioso de lo que podemos suponer.

Es una suerte para los niños mantener este vínculo y esta cercanía a sus primos.

Los primos son sus iguales, espejos en los que mirarse y una oportunidad para aprender a relacionarse mejor con los demás.

Por ello es muy importante que los padres afiancemos y fortalezcamos esta relación afectiva. Te contamos qué pueden aprender los niños con sus primos:

PRIMEROS AMIGOS

Suelen ser sus primeros amigos. Con ellos comparten confidencias, experiencias, risas, peleas e incluso, en ocasiones, vacaciones, celebraciones familiares, viajes, etc. 

Pueden ser sus mejores compañeros de aventuras.

APRENDEN VALORES

Aprenden valores entre ellos.

Incluso aunque se vean de forma esporádica, en vacaciones o en las celebraciones familiares, con los primos, los niños aprenden a perdonar, a compartir, a escuchar, a ser bondadosos 

y generosos.

Tener primos implica a tener que adaptarse a algunas normas sociales que el otro tenga en su casa.

Se trata de una interacción muy necesaria ya que estimula la tolerancia, el respeto 

y la paciencia. 

Los niños pueden aprender a relacionarse de forma asertiva y a fomentar habilidades para solucionar conflictos, junto a sus primos.

CONEXIÓN

Mantener una relación para toda la vida. Si los padres se esfuerzan en crear un vínculo entre primos, ellos tendrán una conexión de por vida, igual que con los hermanos.