¡Esbelta en Navidad!

Evita excesos en las celebraciones

¡Esbelta en Navidad!
A unos días de Navidad y, el confinamiento por la pandemia del Coronavirus, ha transformado nuestras vidas.

Lo cierto es que habrá celebraciones especiales, en el entorno familiar, propias de estas fechas.

Excesos que pueden acabar pasando factura en forma de kilos de más.

Es adecuado conocer cuáles serían los hábitos para no aumentar de peso en Navidad.  Es importante no adquirir hábitos negativos como acostumbrarse a comer ciertas cosas, como por ejemplo los dulces típicos, desde primeros de mes o en algunos casos desde noviembre, pero sobre todo no comerlos a diario y convertirlo es un hábito.

Es frecuente que una vez que tienes dulces, postres, chocolates y demás en casa, adquieras la costumbre de tomarlo después de comer o en la merienda. 

Si sumas las calorías extra que esto supone a lo largo de todo el mes, puede que esto se traduzca en algún kilo de más.

Ten en cuenta que los ingredientes de este tipo de productos suponen un altísimo aporte calórico a base principalmente de azúcar, harinas y grasas.

CALORÍAS

Sabemos, eso sí, que son días de excesos, ¿qué debemos hacer para intentar ganar la batalla a la báscula en unos días tan complicados en este sentido?

En primer lugar, mesura, no hace falta comer muchísimo. 

Hacer comidas diferentes a las habituales, que aprovechemos para darnos algún capricho, comer un poco más lujoso, o no, en buen ambiente y demás, pero no por ello es necesario excederse.

Además, es importante, comer los días señalados sin remordimientos y recuperar la normalidad el resto de los días.

Debido a que las digestiones serán diferentes, tu sistema digestivo pedirá tregua, por lo que al día siguiente sería recomendable darle descanso, comiendo cosas ligeras y de fácil digestión, sobre todo mucho líquido, verduras y frutas, de este modo además equilibramos las calorías.

CONSEJOS

La recomendación es que, cuando te sientes en la mesa delante de tanta comida, te sirvas en un plato, para poder medir la cantidad que vas a comer, de lo contrario, no pararás de coger de un plato y de otro y no sabrás nunca cuánto has comido. 

También es recomendable no tomar postre rico en azúcares o grasas, ya que esto sólo va a dificultar tu digestión, la piña fresca será un postre perfecto ya que tiene enzimas que ayudan a la digestión. Otro consejo es que, en caso de cenas, no comer mucha cantidad puesto que la costumbre habitual es de cenar ligerito, así que elabora platos diferentes, ricos pero ligeros.

REUNIONES

Es posible, además, que este año se reduzcan las interacciones sociales a causa de las limitaciones motivadas por la pandemia de covid-19, ¿puede esto ayudarnos a la hora de mantener nuestro peso bajo control?.

Tal vez, en algunos casos nos van a salvar de más de una comida, puesto que, si se suman la comida de empresa, la del gimnasio, la de los amigos, la de los alumnos de siempre o cualquier otra excusa para hacer una comida, en ocasiones se nos llena la agenda de comidas y compromisos que al final terminan pasando factura.

TIEMPO EN CASA

Sin embargo, por el contrario, pasaremos más tiempo en casa.

¿Cómo podemos controlar los momentos de ansiedad en los que podamos sentir hambre? Evitando pasar hambre, para ello es importante programar bien las comidas de día para no caer en la improvisación y comer cualquier cosa y tener muy claro qué comer en cada comida. 

Por otro lado, importante mantener la mente activa, porque si te aburres tu cerebro te boicotea y te pide la dopamina fácil, que se obtiene comiendo dulces. 

Y sobre todo no dejar el deporte este mes, salir de casa para hacer deporte te alejará de la despensa además de garantizarte de ir quemando calorías.