Gimnasio en casa

¡Mantente en forma en este confinamiento!

Gimnasio en casa
Si hay una actividad a la que no podemos renunciar, ni por pandemias globales ni por ningún otro motivo, es al ejercicio.

La gimnasia, o cualquier otro deporte adecuado a nuestra edad, a nuestra salud y condición física, es fundamental para vivir sanos y felices.

Por eso, cuando las cosas se ponen difíciles, es interesante la idea de establecer nuestro centro de operaciones deportivas en nuestra propia casa.

Así no tendrás excusa para no hacer ejercicio.

¡MUÉVETE!

Practica deporte siempre, ¡muévete!

El mundo está viviendo una época convulsa debido al coronavirus y, con él, nuestra sociedad y la vida a la que estábamos acostumbrados.

Hemos cambiado nuestra forma de trabajar, hemos aprendido a estudiar a distancia y nos comunicamos por videollamada. 

La vida continúa y sigue su ritmo desde casa.

PANDEMIA

Y en cuanto a la práctica del ejercicio físico se refiere, no hay razón para abandonar, ya estemos confinados o en cuarentena.

La solución pasa por montar un pequeño gimnasio en tu hogar para continuar con tu actividad sin renunciar a nada.

HABITACIÓN

En una habitación que no uses.

Si tienes la suerte de contar con una habitación auxiliar en casa, un espacio multiusos que no necesitas de forma inminente, puedes convertirla en un pequeño gimnasio en el que ponerte en plena forma.

ESPACIO

Conviene que tenga luz natural y que el espacio sea lo suficientemente amplio y diáfano para que puedas moverte con comodidad. 

Puedes añadir algún sistema de almacenaje para guardar tus accesorios deportivos, como un armario o una estantería.

SALÓN

Un mini gimnasio en tu salón

Busca un pequeño rincón para establecer tu zona de actividad física en la estancia más importante de la casa y déjalo de forma permanente. 

Así esta faceta estará muy presente en tu rutina diaria y no tendrás que modificar el espacio cada vez que quieras hacer ejercicio.

SEPARACIÓN VISUAL

Una buena idea para separarlo visualmente de la zona de estar es colocar un panel o biombo que delimite cada espacio. 

Una estantería, con o sin fondo, también puede hacer las veces de elemento divisorio.

SOLUCIONES

¿Tu casa es demasiado pequeña y no puedes establecer un gimnasio de forma permanente en el salón? Entonces necesitas soluciones para montarlo cada vez que quieras hacer ejercicio, y para recogerlo todo después sin problemas.

Para ello conviene que tus muebles sean ligeros y fáciles de mover para que puedas despejar la zona rápidamente.

ORDEN

Todo en orden. Tener un lugar para guardar todos tus enseres es fundamental si quieres conservar el orden. 

No importa si es un armario, una estantería o un rincón de la pared que después puedes ocultar detrás de una cortina, por ejemplo.

El caso es que todo quede recogido después del ejercicio para que no te invada el caos y abandones la idea de contar con tu espacio deportivo en casa.

FUNCIONABILIDAD

Soluciones funcionales.

Unas barras de cortina, o unos soportes, instaladas en la pared pueden proporcionarte la solución que necesitas para colgar todas las cosas que utilizas al practicar ejercicio: Las cuerdas, las gomas, las mancuernas, una toalla, etc.

Así lo tienes todo a mano y bien organizado.