Ilumina tu jardín

Disfruta de las noches de verano a la intemperie

Ilumina tu jardín
La luz juega un papel fundamental tanto en la decoración del interior de la vivienda como en el exterior, ya que en ambas cumple tanto una función práctica como sensorial.

En el jardín, nos señala el camino y actúa como medida de seguridad, ilumina nuestra mesa de comedor para nuestras cenas al aire libre y proporciona una atmósfera agradable y mágica, lo que le convierte en el lugar perfecto también durante la noche, cuando se realzan las formas arquitectónicas y ciertos elementos o paisajes que quedaban ´ocultos´ por el sol. 

Estas ideas de decoración te dan las claves para tu proyecto lumínico.

AMBIENTE

Y nada mejor para conseguirlo que las guirnaldas de luces. 

Una de las maneras más sencillas y baratas de iluminar un comedor al aire libre o una zona de estar junto a la piscina. 

Puedes colocarlas alrededor de un árbol, lo que potencia aún más su encanto.

ENTORNO

Estudia el entorno.

No debes ver el jardín como una zona independiente de la vivienda ni de lo que le rodea, las luces de la casa colindante, las farolas para evitar contaminar desaprovechando la belleza de la luz natural.

Por eso, a la hora de desarrollar el estudio lumínico lo primero que debes tener en cuenta es la iluminación con la que ya contamos, es decir, la de la casa o la zona perimetral donde podemos encontrar farolas y otros elementos que influyen en el conjunto.

LUMINOSIDAD NATURAL

También es muy importante aprovechar y poner en valor el cielo nocturno, evitando invadir y ocultar la luminosidad natural de las estrellas con luces potentes que iluminen hacia arriba o hacia abajo, ya que esto nos quitaría muchas perspectivas del cielo.

EQUILIBRIO

La luz debe ser la justa y estar bien distribuida. 

De manera que no haya zonas a oscuras ni tan iluminadas como una feria, ante cuya visión tengas que cerrar los ojos.

Es conveniente realizar un proyecto lumínico equilibrado en número de luces y potencia de las mismas.

TEMPERATURA

Sube la temperatura.

Y nos referimos, evidentemente, a la lumínica. Recuerda que las luces de exterior siempre deben ser cálidas, para acompañarte en tus momentos al aire libre, sin modificar los colores del paisaje.

Lo idóneo es que tenga unos 3000ºK, aunque en el caso de las fachadas blancas puede ser más fría.

ELEMENTOS

Da protagonismo a ciertos elementos.

Como la piscina, una fachada o una fuente. 

Si forman parte de tu jardín, ¿por qué no incluirlos? Las piscinas, suelen contar con focos Led colocados normalmente en dirección contraria a la casa, para evitar el deslumbramiento. 

Pero también puedes reforzar su encanto nocturno con otros colocados alrededor, que por una parte delimitan la zona, lo que ayuda a señalizar y multiplicar la seguridad, y, por otra, crean ambiente. 

Las lámparas flotantes pueden ser una opción si celebras alguna fiesta o evento nocturno.

VEGETACIÓN

No olvides la vegetación.

Solemos prestar especial atención a los caminos, las distintas zonas de estar, comedor y relax e, incluso, la piscina y, sin embargo, las plantas suelen quedar siempre a oscuras.

Por eso, haz que la vegetación forme parte del paisaje nocturno, destacando su belleza con estacas, focos o lámparas de suelo.

DOMÓTICA

Rentabiliza la domótica.

Aunque en la iluminación exterior, la domótica no ha tenido el papel relevante que tiene en el desarrollo de la vida dentro de casa, lo cierto es que se trata de un aspecto fundamental para que tu jardín brille, favorezca la luz más idónea en cada zona y momento, sin tener siempre todo encendido, y mantenga a raya el consumo de energía. 

La domótica permite que controles todo fácilmente para hacerte más fácil el día a día estés en el jardín o en el salón.

LUZ INDIRECTA

Refuerza la luz indirecta.

Apuesta por luminarias que no se ven, pero se notan y están contigo cuando cae el sol. 

Si en el interior de la casa, las lámparas de suspensión y los apliques cobran gran protagonismo, debido a sus esculturales diseños, en el exterior pasan a un segundo plano, a favor de la luz indirecta y los proyectores.

Elementos que no solo iluminan dónde lo necesitas, sino que contribuyen a transformar los ambientes exteriores, generando un mundo de sensaciones.