La ropa de segunda mano gana terreno entre los fashionistas

La ropa de segunda mano gana terreno entre los fashionistas
Foto: Especial
¿Cuántas veces usas tu ropa antes de tirarla? De acuerdo a un estudio realizado hace algún tiempo por la Fundación Ellen MacArthur —organización benéfica afincada en el Reino Unido que tiene como objetivo investigar nuevos modelos de negocio que sean más inteligentes y que consuman menos recursos—, actualmente se usa un 36.3% menos que hace unos años.
Esto quiere decir que si antes te ponías una prenda alrededor de 30 veces antes de desecharla, hoy te la pones menos de 20, lo cual genera toneladas de desechos textiles, que tienen un grave impacto en el medio ambiente.
Afortunadamente, hay una buena noticia: poco a poco, se suman más personas a la tendencia de revender, reciclar y reutilizar ropa en buen estado, lo cual puede disminuir el daño ambiental que causan los desechos.
Si piensas que la ropa de segunda mano está sucia, rota o huele mal, tienes que saber que existen muchas tiendas especializadas en este tipo de prendas, las cuales están en perfecto estado y en espera de una segunda oportunidad.
Al comprar ropa de segunda mano, esta tiene una vida útil más larga. Cuando se usa la prenda al máximo, podría tardar muchos años antes de llegar a un basurero.
Una de las grandes ventajas de visitar estas tiendas es que, además de la ropa es más baratas que en las tiendas convencionales, no solo hay de la época actual, sino que puedes encontrar piezas de décadas pasadas, que son un verdadero tesoro para los fashionistas, pues se trata de prendas irrepetibles que guardan una gran historia y que serán perfectas para crear looks increíbles.
Porque, seguramente te ha sucedido que compraste algo que te encantó para asistir a una reunión y, cuando llegaste ahí, te diste cuenta que otras personas se vistieron exactamente igual. En las boutiques de segunda mano hay piezas hermosas y únicas, que difícilmente encontrarías en una tienda normal.
Si una de tus mayores preocupaciones es quién usó la prenda antes que tú, piensa cuántas veces se probaron la misma pieza que tú acabas comprar en una tienda.
La gran mayoría de los establecimientos de segunda mano solo exhiben y venden ropa que se encuentra en perfectas condiciones.
"Son prendas que nosotros compraríamos", suelen decir los propietarios y el personal de los locales los cuales, a menudo, están increíblemente decorados y brindan una gran experiencia de compra.
Pero, para que no tengas una sorpresa desagradable, es mejor que te tomes el tiempo de revisarla con calma para comprobar que, si no fuera porque no tiene etiqueta original, pasaría como nueva. Si eres desconfiada, lávala en tu casa antes de ponértela.
¿Qué es lo que buscas, jeans, ropa casual, vestidos de fiesta, accesorios o piezas vintage? Todo lo que deseas lo puedes encontrar en las tiendas de ropa de segunda mano. Algunas boutiques son especialistas en ropa de diseñador.
Hay lugares donde, incluso, podrías donar o intercambiar la ropa que tú ya no uses, promoviendo así la llamada economía circular, es decir, donde se aprovechan y reciclan los recursos antes de desecharlos.
Si de cualquier manera quieres ropa nueva, puedes inscribirte a los programas de reciclaje que tienen algunas cadenas, a través de los cuales les te intercambian la ropa que ya no uses por cupones de descuentos para tus compras.