Louis Vuitton lanza ecléctica colección crucero

Propuestas vanguardistas en la pasarela de Nueva York

Louis Vuitton lanza ecléctica colección crucero
La casa demoda Louis Vuitton presentó una ecléctica colección crucero en la terminal 5 del aeropuerto JFK de Nueva York, un monumento a la aviación de los años 60 recién restaurado por el que desfilaron propuestas vanguardistas, sin olvidar los clásicos accesorios con el monograma de la firma.

Días antes de abrir sus puertas reconvertido en hotel, el espacio acogió el genio creativo del diseñador Nicolas Ghesquière, en un desfile marcado por la mezcla de estilos deportivos, futuristas y ochenteros y los juegos de volúmenes, texturas y estampados, entre los que no faltaron homenajes a la Gran Manzana.

Precisamente uno de los conjuntos más llamativos estaba compuesto por faldas acolchadas y cazadoras abombadas a juego, con el "skyline" de Nueva York dibujado en la parte frontal, mientras que se vieron camisas recubiertas de lentejuelas plateadas que recordaban a la fachada del rascacielos Chrysler.

PIEZAS ESTRUCTURADAS

Piezas estructuradas, sobre todo vestidos de corte recto y forma rectangular, mientras que en otros casos se vieron juegos de volúmenes en faldas "peplum", chaquetas cortas con formas redondas en hombro y brazo, o "tops" que emulaban el arte de la papiroflexia.

ACCESORIOS

Los accesorios fueron clásicos, comenzando por los bolsos rígidos con el monograma "LV" y pasando por cinturones oscuros y lisos, mientras que el calzado se limitó a botas tipo militar planas y a otras ajustadas por debajo de la rodilla y con tacón cuadrado.

MAQUILLAJE

Por su parte, el maquillaje recordaba a los años 80, con los ojos fuertemente delineados, sombras en rosa o rojo y labios estridentes, así como los peinados, entre los que abundaron los tupés tipo "rockabilly".

TERMINAL JFK

La terminal de impactante arquitectura de JFK, diseñada por el finlandés Eero Sarinen e inaugurada en 1962, debutará el próximo 15 de mayo como un hotel bajo el nombre de TWA Flight Center, pero abrió con antelación repleta de plantas y celebridades.