Metabolismo

Metabolismo



En torno al metabolismo giran una serie de cuestiones que no siempre podemos resolver y que nos serán de gran ayuda a la hora de conseguir el peso que queremos.





OBJETIVO
Cuando se trata de perder peso, es inevitable hablar del metabolismo y de cómo influye a la hora de lograr nuestro objetivo.
Sobre el metabolismo y su funcionamiento circula una gran cantidad de información en todo tipo de publicaciones que en muchas ocasiones resulta contradictoria, incierta o confusa.





LENTO

En ocasiones hablamos de un “metabolismo lento” para explicar que no perdemos peso o que lo ganamos, aunque no queramos.

Nuestro gasto total de kilocalorías a lo largo del día depende mayoritariamente de nuestro metabolismo basal.





ENERGÍA
El metabolismo basal es la energía que gastamos en reposo para que órganos como el corazón o los pulmones funcionen correctamente.





MASA MUSCULAR
Este metabolismo basal depende directamente de nuestra masa muscular.
Si nosotros tenemos un metabolismo basal alto tendremos más calorías para consumir a lo largo del día y la pérdida de peso será más favorable.





DIETA RESTRICTIVA

En este punto nos interesa saber si, entonces, una dieta restrictiva nos ayuda a adelgazar, y la respuesta es muy clara: Si se sigue una dieta muy restrictiva que conlleva una carencia importante de nutrientes y calorías, el metabolismo se ralentiza y, como no queda energía sobrante, el organismo no la almacena en forma de grasa.

Cuando se vuelve a la alimentación habitual, empieza a haber calorías sobrantes, pero el metabolismo está ralentizado como recuerdo de la etapa anterior y la grasa vuelve a acumularse con el consiguiente aumento de peso.





ALIMENTOS

Por lo tanto, un objetivo importante de una buena dieta es impedir que el metabolismo se ralentice, preservando el metabolismo basal.

De esta manera, “las calorías en reposo, o metabolismo basal, se mantendrán elevadas y partiremos de un buen valor para poder ingerir todo tipo de alimentos.





EDAD
El metabolismo se vuelve más lento con la edad.
Seguro que has escuchado más de una vez que a partir de los 35 es más fácil engordar, o más difícil perder peso.
Pues esto no es del todo falso, ya que el metabolismo basal depende directamente de la masa muscular y esta se pierde con la edad.
Según nos vamos haciendo mayores disminuye la facilidad para hacer masa muscular nueva y la perdemos con mayor facilidad, haciendo que nuestro metabolismo se ralentice.