Miedo al éxito

Te impedirá triufar en alguna de las facetas de tu vida

Miedo al éxito
Triunfar, conseguir el éxito. ¿Suena bien, no te parece? Pues, aunque parezca paradójico, son muchas las personas que tienen miedo al éxito, y de lo que curiosamente, somos poco conscientes. Y, evidentemente, ese miedo se puede llegar a convertir en un obstáculo para conseguir nuestros propósitos y metas.

Y es que se traduce en un miedo a todo lo que implica triunfar: A destacar sobre los demás, a ser envidiado y perder el cariño de nuestros amigos, miedo a la responsabilidad, a los cambios que implicaría salir de tu zona de confort.

Y en no pocas ocasiones, nos lleva a repetir patrones que hemos visto en nuestros mayores y no los cambiamos porque es nuestra forma inconsciente de no traicionarles. 

El miedo al éxito nos impide inconscientemente triunfar en la vida o en alguna de sus facetas, ya sea en el amor, en el trabajo, con nuestra familia, con nuestros hijos etc.

FRACASO

Por otro lado, hay que tener en cuenta que la sensación de fracaso va a ir ligada a las ideas que la persona tenga asociadas al triunfo, como consecuencia de lo que resida en su inconsciente. El miedo al éxito se va a manifestar en forma de fracasos varios en una o varias áreas de la vida, así como en forma de hechos que objetivamente no se podrían calificar de fracaso, pero que para la persona que lo sufre, sí los siente como tal. 

SITUACIONES

Este puede ser el caso de una persona sumamente exitosa en el trabajo pero que siente que no ha tenido éxito porque no ha llegado a ser el número uno en su empresa, u otra que, por ejemplo, habiendo heredado la empresa más importante de un país, siente que no ha triunfado porque ese proyecto no lo creó él desde el principio.

CONCEPTO DISTINTO

El tema de en qué triunfamos depende claramente de nuestro set de creencias madre, o creencias base, que están profundamente arraigadas primero a nuestra cultura, y segundo a nuestra línea familiar. 

El éxito o el triunfo también es un concepto distinto dependiendo de nuestro nivel de consciencia.

NIVEL BAJO

Para un nivel bajo de consciencia, el triunfo puede estar asociado, entre otros, a la fama, a la riqueza extrema con una cantidad ingente de bienes materiales, al poder sobre los demás, o a un cuerpo perfecto, a pesar de que éste se consiga con intervenciones quirúrgicas.

NIVEL MEDIO

Para un nivel medio de consciencia, se considera que uno ha triunfado cuando posee una vivienda propia, tiene un salario medio alto, una estabilidad o seguridad financiera, y quizás una familia, hijos e incluso salud.

NIVELES MÁS ALTOS

Para niveles de consciencia más altos, el éxito no está relacionado tanto con bienes materiales sino con una vida pacífica, con tener buenas relaciones humanas, un propósito de vida o una misión a través de la cual aportamos algo al mundo y una vida sencilla, en contacto con la naturaleza y desde un profundo respeto a todo y a todos.

MOTIVOS

Una de las claves está en buscar la causa de este miedo.

Con mucha frecuencia, este miedo está ligado a la creencia de no merecimiento; la persona inconscientemente cree que no merece ese éxito. Esto es, cuando existe una idea en el inconsciente que le dice casi constantemente que eso no es para ella, eso no es para las personas de su familia, eso es sólo para ricos o eso es sólo para los de una determinada clase o sexo.

NO MERECIMIENTO

El miedo al éxito ligado al no merecimiento coloca a la persona en una situación extraña porque, pudiendo brillar en todas las áreas de la vida, inconscientemente elige lo contrario.

O, lo que es lo mismo, elige lo que su cabeza crea para él o ella, y de ese modo, acaba experimentando lo que teme, esto es, lo que cree que se merece.

Te damos un ejemplo concreto: Si la persona ha nacido en una familia machista donde se le ha inculcado la idea de que las mujeres no merecen un buen trabajo, esa persona va inconscientemente a elegir trabajos mediocres y se va a programar para no tener éxito.

Lo mismo ocurriría en una familia que inculca a sus hijos que si son de una determinada clase social, no tienen derecho a tener grandes puestos de trabajo. 

Esos niños, de mayores, es muy probable, si no retan la creencia limitante, que elijan aquello que pensaban sus padres.

CREENCIAS

Además, el miedo al éxito también es resultado de la creencia “yo no valgo”, que va ligada a la creencia “yo no merezco”, y esto se manifiesta en personas que sufren en su cabeza de una conexión entre las ideas “yo no valgo como mujer, como hombre, como persona, por lo tanto, no merezco una pareja que me trate bien.