Navidad en el mundo

Tradiciones, colores, comida, festejos, según el país en el que te encuentres

Navidad en el mundo

La Navidad se vive en todas partes del mundo, aunque de una forma muy diferente.

Tradiciones, creencias, colores, comidas, todo cambia según en el lugar en el que estés.

ESPAÑA

La Navidad en España, las calles e iluminan con luces de colores, las plazas se llenan de mercadillos con productos típicos; las familias se reúnen en la Noche Buena, 24 de diciembre, con la misa del gallo a las doce de la noche. 

En la Navidad, 25 de diciembre, y el 31 de diciembre para despedir el año. Comidas típicas como cordero, lombarda, pavo, nueces, turrones y mazapanes sobre las mesas adornadas con flores de Pascua y velas.

ALEMANIA

En Alemania, por ejemplo, el día después de la Noche Buena, los niños esperan con impaciencia los regalos.

Cuando suena una campanilla, que está colocada detrás de la puerta del salón, los niños salen corriendo porque saben que debajo del árbol se encuentran sus regalos, pero, no podrán abrirlos hasta que no canten el tradicional villancico de Noche de Paz "Stille Nacht, Heilige Nacht".

BÉLGICA

En Bélgica se tiene por costumbre salir a patinar el día de Navidad, después de la típica comida familiar.

La familia por completo se pone los patines y se deslizan por los ríos helados.

San Nicolás visita el 4 de diciembre a los niños de la ciudad para comprobar que han sido buenos y dos días más tarde regresar para dejar regalos y caramelos a los que se han portado bien y una ramita en el zapato a los más traviesos.

A los finlandeses les gusta colgar de las ramas del árbol de Navidad hileras de banderas de distintos países como símbolo de hermanamiento entre pueblos y culturas.

Tiene una antigua tradición: el "pikkujoulu" o "Pequeña Navidad", que consiste durante los días previos a la Noche Buena, después de la jornada laboral reunirse para hacer las decoraciones navideñas en los hogares

FRANCIA

En Francia las Navidades comienzan el 6 de diciembre con la llegada de San Nicolás, que trae regalos a los niños, aunque el ambiente navideño se puede respirar desde el 25 de diciembre, Día de Sanite Catherine.

Está muy en extendido el calendario de Adviento y cada día que pasa hay que abrir una de sus ventanas.

IRLANDA

La gran mayoría de los irlandeses son católicos, por eso las tradiciones navideñas del país están muy influidas por esta confesión.

Una de las tradiciones más singulares de la decoración navideña en Irlanda son las velas.

Se coloca una gran vela blanca a la entrada de la casa o en alguna ventana.

Esta vela la enciende el más pequeño de la casa el día de Noche Buena; un símbolo para dar la bienvenida a la Sagrada Familia y sólo podrá ser apagada por una niña o una mujer llamada María.

ITALIA

En Nochebuena, las familias italianas se reúnen a la mesa para la tradicional cenone, la gran cena, cuyo menú está compuesto, según las zonas, de pasta rellena cocida en caldo de capón, espaguetis con almejas, anguilas, verduras y turrón.

Esa misma noche los niños, reciben la visita de Papá Noel.

Pero todavía hay más regalos, los que el 5 de enero reparte una bruja buena llamada Befana.

ROMA

En Roma y Nápoles, al llegar las doce de la noche, tiran los trastesa viejos para comenzar el Año Nuevo con un buen pie.

LETONIA

"Un regalo, un poema", este es lema navideño en Letonia.

La costumbre letona dice que, en la noche de noche 

buena justo después de la cena, hay que buscar junto al árbol los regalos de Navidad, pero nadie podrá coger el suyo sin antes recitar un pequeño poema.

Otra costumbre es reunir troncos de madera y encender con ellos hogueras en fin de año con la intención de acabar con todos los infortunios y problemas antes del nuevo año.

POLONIA

En Polonia el belén tradicional incluye títeres, algo único en el mundo. En el pesebre hay un pequeño escenario teatral para las marionetas.

ARGENTINA

Las fiestas navideñas de Argentina se centran en los niños, en su carta a Papá Noel y en los regalos que el viejecito barrigudo les deposita debajo del árbol de Navidad.

Lo que ya está casi olvidada es la tradición de acudir a la Misa del Gallo; ahora la mayoría de las familias prolongan la celebración familiar hasta altas horas de la noche.