Niño Jesús

En algunos hogares acostumbran levantarlo el día de hoy

Niño Jesús
El día 6 de enero en México como en muchas partes del mundo se celebra el "Día de Reyes".

A partir de este día en muchos lugares de la república se acostumbra "levantar al Niño Jesús", que es la forma como se le llama a quitar el nacimiento para lo cual la fecha va desde el 6 de enero hasta el 2 de febrero.

Durante la noche del 5 de enero o en la tarde del 6, se acostumbra comer la tradicional rosca de reyes.

COMPADRE

La persona a la que le sale el niño de la rosca como comúnmente se le dice se convierte en compadre del dueño de la casa en que se partió la rosca y en padrino del Niño Jesús, lo cual obliga a este a vestir por tres años la imagen del niño Jesús de aquella casa y llevarlo a bendecir al templo y ofrecer una fiesta o rosario.

Algunas familias mexicanas acostumbran el día de hoy a "levantar al Niño Jesús" y se da una ofrenda de tamales en el nacimiento y en la siembra de la milpa debido a que para ellos los Reyes Magos son los dueños de la misma, haciendo un sincretismo de esta forma con las antiguas deidades totonacas.

PRESENTACIÓN

Para el día 2 de febrero fiesta de la presentación del Niño Jesús en el templo o conocido popularmente como el Día de la Candelaria, se acostumbra sobre todo en el centro del país a que el padrino del niño que fue elegido con la rosca de reyes, lleve a su ahijado a vestir.

Para esto hay personas que desde diciembre o principios de enero comienzan a vender diferentes vestimentas para las imágenes del Niño Jesús; se le puede vestir de Papa, de Sagrado Corazón, del Niño Doctor.

Así, se pueden ver imágenes vestidos como San Judas Tadeo, San Martín de Porres o hasta de San Charbel, lo que ha propiciado la negativa de la iglesia, porque la gente debe comprender que el acto de vestir al Niño Jesús, no es como ponerle un disfraz, sino un acto de respeto y cariño a la imagen, recordando como la Virgen lo arropó.

PADRINO

El padrino está obligado a vestir la imagen del Niño Jesús por tres años: El primero como bebé, el segundo como hombre o de alguna advocación de Cristo, y la tercera como rey.

PRESENTACIÓN AL TEMPLO

Después que este vestido debe llevarse al Niño Jesús al templo, a semejanza como lo hicieron José y María a los 40 días.

Se lleva la imagen en una canasta o sentado en su trono, y se acostumbra ponerle algunos dulces para que queden benditos, de los cuales, la creencia de la gente dice que cuando alguien se enferma puede comerlos para así mejorar pronto.

VELAS DE LA CANDELARIA

Al igual, se llevan las tradicionales velas de la candelaria las que la gente les ha dado el poder de encontrar los cuerpos de los ahogados, pues según se dice al ponerle en una tablita y dejarla en el agua la vela navegará hasta el lugar donde haya quedado el cuerpo del occiso y dará vueltas en ese sitio señalándolo.

Otros dicen que sirve para que cuando alguien está moribundo pueda fallecer pronto.

FIESTA

Después que se ha llevado la imagen a presentar al templo, el padrino debe ofrecer una fiesta o el rezo del rosario, acompañado de los tradicionales tamales, los cuales desde la época prehispánica eran indispensables en las grandes celebraciones.

ROSARIO

El rosario se hace para "levantar el nacimiento" y se realiza con villancicos y acompañado con el ruido de sonajas o silbatos de agua que se reparten entre los asistentes; al final se arrulla la imagen del Niño Jesús entre todos los invitados y se lleva al altar donde estará todo el año hasta que vuelva a ser diciembre.

DULCES

Esta "levantada del nacimiento o del Niño Jesús" se hace como una forma de decir que se va a Egipto, huyendo del rey Herodes y en algunos lugares al terminar se reparten dulces y juguetes a los niños asistentes y se rompe una piñata.