¿Quieres tener un pez? Esto es lo que debes saber

¿Quieres tener un pez? Esto es lo que debes saber
Si quieres tener una mascota, pero no cuentas con el tiempo para los cuidados y las atenciones que requiere un perro o gato, entonces la mejor opción será un pez. Eso sí, antes de comprarlo, infórmate sobre cuáles son las especies ideales para tener en casa, sus necesidades, cómo se alimenta y las recomendaciones en general de un especialista para darles la mejor calidad de vida.
"Los hogares principalmente cuentan con tres tipos de mascotas, en su mayoría perros, seguidos de gatos y, en tercer lugar, peces. Muchos padres les compran a sus hijos un pez para hacerlos responsables. De esta manera, les inculcan las tareas de cuidar a un animal y es un buen comienzo.
"La ventaja es que existen muchas especies que son dóciles y no necesitan de cuidados especiales. Son ideales para aquellos que nunca han tenido un pez y no tienen mucho tiempo para atenderlos. Eso sí, no hay que confundir el que los peces sean más independientes que otros animales, a dejarlos abandonados, no darles de comer u observarlos, así como lavarles su pecera", mencionó Luis Humberto Ibarra, gerente de Tetra, marca especializada en especies acuáticas.
Especies recomendables
Sin duda, el más famoso para tener en los hogares es el betta, de atractivos tonos rojos, verdes y azules, es resistente, come casi de todos los alimentos y es fácil de cuidar. Eso sí, también son llamados "pez luchador siamés", porque pelean entre machos betta, así que no tengas más de uno en la pecera.
"Los guppy también son excelentes compañeros, ya que son resistentes, viven mucho tiempo y son fáciles de reproducir. Por lo mismo, debes tener cuidado de que, al momento de adquirirlos, no sean hembra y macho, porque en poco tiempo tendrás bastantes. Visualmente son muy atractivos, ya que cuentan con una mezcla de colores. Eso sí, no tengas en la misma pecera a un guppy con un ángel porque pelearán.
"Otra opción son los platy: se reproducen rápidamente, son tranquilos y existen muchas variedades de colores como azul, rojo, naranja o bicolor, entre otros. En cuanto al pez ángel, los de esta especie son muy pacíficos. Cabe destacar que algunos son territoriales así que, si llega uno nuevo a la pecera, pueden volverse agresivos", agregó Ibarra.
También encontramos a los peces gato, coloquialmente conocidos como limpiadores de pecera, ya que se adhieren a ésta, además se encargan de recoger los restos de comida.
¿Cómo cuidarlos?
Un gran error es que compran al pez y al día siguiente muere, porque el agua de la pecera no está tratada. Se necesita que primero adquieras la pecera, mínimo 30 días antes, con el filtro y todo lo necesario para que, al introducir al pez, no muera inmediatamente.
"Es importante que te acerques a un acuario o con un veterinario para que te asesore sobre cuál es el alimento que necesita. Una gran ventaja es que es fácil de adquirirlo. Recuerda: la calidad del alimento es fundamental, tanto para nutrirlo como para tener una pecera limpia, ya que a menos calidad de comida se ensuciará más con sus propios desechos", mencionó Roxana Medina Hernández, médico veterinario zootecnista.
Al momento de alimentarlo debes saber que un pez puede comer una vez o todo el día. Por ello, la recomendación que da Ibarra es que les des un puñito de alimento y si se lo acaba antes de cinco minutos es poco y, por el contrario, si después de cinco minutos todavía hay es porque le estás dando de más.
Infórmate con un veterinario sobre la temperatura ideal para tu pez. Hay algunos que requieren agua más cálida y otros, más fría. Además, hay especies muy nerviosas que no les gusta que la gente se acerque a la pecera o que los niños los estén molestando.
¿Qué limpieza necesita?
"Los que por primera vez tienen una pecera la lavan cada semana, quieren ver el agua cristalina. Lo ideal es que, cada semana, se limpie de excremento y de restos de comida, que se le agregue un acondicionador y que se lave a profundidad cada seis meses.
"Jamás utilicen jabón o cualquier producto como cloro o similar, los acondicionadores son perfectos para quitar los metales pesados del agua, así que úsenlos. Asimismo, es importante que tengan cubetas específicas para cuando laven la pecera, no utilicen la misma con la que trapean o lavan los trapos porque se puede contaminar", afirmó la doctora Medina Hernández.
Por su parte, Ibarra sugiere que, para limpiar la pecera, se saque un 10% del agua y se coloque en una cubeta, ahí mismo, se debe dejar al pez; en otra cubeta se pone la grava y se mueve constantemente, mientras, con un cepillo de dientes nuevo, se lavan las plantas y adornos que acompañan a tu pecesito.
"Existen esponjas especiales para limpiar la pecera, los cuales no dañan el cristal. Tienes que lavar el filtro, desarmarlo y sacar el carbón. Siempre utiliza agua de garrafón, evita los metales pesados. Cuando vayas a llenar la pecera también usa un 90% de agua de garrafón y añade el 10% que reservaste originalmente con el pez, ya que esta porción de agua contiene bacterias benéficas para él", aconsejó el doctor Ibarra.