Sillas de escritorio

Te deben proporcionar comodidad y salud

Sillas de escritorio
En la era del teletrabajo, te contamos todo lo que debes pedirle a tu silla para que te proporcione comodidad y salud.

Muy diferente es lo que vas a pedirle a tu silla si tan solo vas a revisar puntualmente unos correos electrónicos que si tus jornadas laborales se desarrollan habitualmente en casa. 

En el primer caso, puedes emplear una silla con el asiento regulable en altura y reposabrazos fijo, dotada de ruedas para facilitar el movimiento.

Pero ni siquiera este último aspecto es de suma importancia cuando el asiento apenas va a ser usado. Puedes ser más libre y fijarte enla estética.

ERGONÓMICA

Así es una silla ergonómica.

Las sillas ergonómicas solo ofrecen beneficios para tu espalda y la ventaja de que se ajustan de forma personalizada a tu altura.

De este modo, te aseguran una postura recomendable durante tu jornada.

MODELO

Toma nota de estos puntos clave que debe tener el modelo: Atura del asiento ajustable. Respaldo no rígido, 

que permita la  inclinación ocasional. Con una suave prominencia en la parte baja del respaldo para permitir el apoyo de la  zona lumbar.

Y a todo ello, también hay que sumarle que los mecanismos de ajuste resulten fácilmente manejables estando sentado.

MEDIDAS

Unas medidas a tener en cuenta. ¿Por qué es tan importante poder regular la altura del asiento?.

Porque no todos tenemos la misma estatura y debes tener en cuenta que cuando te sientes la espalda debe formar un ángulo recto con los fémures, los fémures deben formar un ángulo de 90° con las espinillas y los pies deben estar apoyados en el suelo.

REPOSAPIES

Por cierto, una posibilidad es que incorpores en tu despacho en casa un reposapies regulable, que posibilite mantener más fácilmente tu postura corporal correcta y te cause menos fatiga.

RESPALDO

Por una parte, el respaldo debe tener un alto como para llegar a los hombros, porque es importante que toda la espalda mantenga el contacto con él. Asimismo, es imprescindible que permita ajustar la zona lumbar para que no quede allí un hueco incómodo que, finalmente, puede traducirse en dolores de espalda.

ASPECTOS

Más cosas. De nuevo la rigidez no es buena compañera de una jornada de 8 horas frente al ordenador, así que la silla tiene que poder desbloquear el respaldo para permitir que te inclines si en algún momento quieres descansar de tu postura habitual.

Normalmente para lograr esta regulación deberás accionar una palanca situada en la zona trasera del asiento.

Si es una opción que te interesa especialmente, selecciona un modelo con un amplio ángulo de inclinación hacia atrás, pues existen modelos en los que el juego es bastante mínimo.