El BBVA anticipa que continuará la caída del empleo en México por la pandemia

El BBVA anticipa que continuará la caída del empleo en México por la pandemia
El Banco BBVA anticipó este martes una caída constante del empleo en México los próximos meses ante la paralización económica derivada de la pandemia de la COVID-19, que ya causó la pérdida de un millón de puestos de trabajo de enero a mayo.



En un análisis de su área de estudios económicos sobre la pérdida de empleos en el país, el BBVA destacó que el mercado de trabajo sigue afectado por la crisis del coronavirus y mantiene un "pronóstico negativo".



Aseguró que el daño a la economía, la incertidumbre sobre la reapertura económica, la recuperación lenta de la demanda y la falta de estímulos "hacen prever que la afectación del mercado de trabajo en el mediano y largo plazo puede ser mucho mayor".



En el estudio "La pérdida de empleos no ha tocado fondo: empresas medianas y grandes con tasas de cierre más altas", el BBVA sentenció que los próximos meses seguirán las "variaciones mensuales negativas del nivel de empleo" con un ajuste importante en diciembre.



El BBVA refirió las cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) que apuntan que en mayo el empleo formal presentó una caída interanual del -3,9 %, aunque el empleo eventual o informal ha sido más afectado con una reducción de -10,2 %.



Señaló que el saldo de la pérdida de empleo formal de enero a lo que va del año es 838.000, una cantidad que borra prácticamente la creación de empleos de 2,5 años y deja al país en niveles de principios del 2018.



El banco explicó que en términos de estructura productiva, la pérdida de empleos permanentes tiene un mayor impacto, porque "representa una pérdida de capital humano y rompe las trayectorias laborales de los trabajadores que por lo general son los más productivos".



El grupo insistió en señalar que "nos encontramos en un escenario de recesión o crisis económica diferente a otras que hemos experimentado en la historia reciente", lo cual es notorio en la intensidad y la velocidad de su impacto en el mercado laboral.



La pérdida de más de 1 millón de empleos en menos de tres meses, marzo a mayo, supera las crisis de 1994 y la de 2008-09, cuando se perdieron 193.000 y 327.000 puestos de trabajo, respectivamente, comentó el BBVA.



El grupo financiero dijo que la recuperación del empleo podría extenderse hasta inicio del 2024 o más en la medida que se profundice la caída.





EMPRESAS PARALIZADAS



El BBVA apuntó que se ha cerrado un gran número de empresas de acuerdo con datos del IMSS y de la Encuesta Telefónica de Ocupación y Empleo (ETOE), que "dan una idea del impacto que tiene la pandemia en la estructura productiva".



Afirmó que por el impacto de la COVID-19 han cerrado entre 19.000 y 20.000 empresas, de las cuales 12.000 son informales, un nivel parecido a la crisis de 2008-09, aunque ahora se llegó a esta cifra en tan solo dos meses, agregó.



El BBVA sostuvo que los riesgos sobre el mercado "siguen latentes" y no han tocado fondo, ya de según la ETOE, unos 600.000 empleadores se quedaron en suspensión temporal y sin recibir ingresos.



"Dado este volumen de empresas paradas por inactividad es muy probable que el cierre de empresas se incremente y sus empleados engrosen el empleo informal, desempleo y los niveles de pobreza laboral", señaló el BBVA en su análisis.