Empresarios viven "calvario" para cumplir con reforma al outsourcing

Empresarios viven calvario para cumplir con reforma al outsourcing
Desesperación, impotencia, angustia y molestia, fue lo que vivieron empresarios que tenían que presentar la información de los contratos y trabajadores en materia de subcontratación.
Antes de que terminara la fecha límite para el registro, el sistema del Infonavit falló sin que diera oportunidad para concluir el proceso.
El pasado 17 de febrero se venció el plazo para que las empresas autorizadas ante la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) y que obtuvieron el Registro de Prestadoras de Servicios Especializados u Obras Especializadas (REPSE) cumplieran con el siguiente paso de la reforma al outsourcing.
Tenían que enviar al IMSS y al Infonavit, por medio de plataformas electrónicas, las declaraciones informativas de los contratos y de los trabajadores en materia de subcontratación correspondiente al primer y segundo cuatrimestre de 2021.
Destacan que el registro de los contratos del IMSS fue muy amigable y sencillo, mientras que el del Invonavit resultó muy complejo.
Incluso, cerró el portal antes de las 12 de la noche del viernes 17 de septiembre, es decir, antes de que terminara el plazo para poder cumplir y no ser acreedor de una sanción de 4 mil a 180 mil pesos o perder el REPSE.
El especialista en temas laborales, Javier Zepeda, quien le ha dado seguimiento muy de cerca de todo este proceso, comentó que de acuerdo con la experiencia de los empresarios que tenían que hacer este nuevo trámite, fue un verdadero "calvario".
Sobre todo en la parte del Infonavit, cuya plataforma le complicó la vida a los usuarios, incluso hasta para los más experimentados en conocimientos de tecnología, señaló.
El sistema del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Informativa de Contratos de Servicios u Obras Especializados (ICSOE), aseguró, es una plataforma bastante amigable y sencilla de utilizar porque se puede cargar la información sin ningún problema.
Aunque detectó sólo un "pequeño pecado", cuando uno termina de registrar el contrato y se procede a terminar con la firma electrónica.
"La parte del IMSS fue buena para cargar la información y sobre todo muy fácil y rápido, pero contrastó con el Sistema de Información de Subcontratación conocido como SISUB del Infonavit; el IMSS consiguió cuatro a uno frente al Infonavit", acusó.
Dijo que no abona en nada que los contribuyentes tengan que duplicar el trabajo en momentos en que se quiere reactivar la economía y las actividades de las empresas y negocios, para salir de la crisis por la pandemia.
El viacrucis
"Todos los empresarios están queriendo sobrevivir y se enfrentan a la duplicación de trámites, es un viacrucis, un calvario", lamentó.
Comentó que hasta el medio día del 17 de la fecha límite para cumplir, sólo mil contribuyentes habían logrado presentar la información de sus contratos y trabajadores ante el SISUB del Infonavit.
Lo anterior contrasta con un universo total de 46 mil que cuentan con el REPSOE o la autorización de la STPS que deben continuar con los siguientes pasos que marca la reforma al outsourcing.
"Eso revela que algo está sucediendo, porque resultó muy complejo el trámite (para el caso del Infonavit); hay atender tres archivos de excell, en uno se ponen los datos del contrato, en otro la de trabajadores y el tercero con información de los nuevos servicios", explicó.
"Fue muy difícil para aquéllos que no tiene ciertos conocimientos tecnológicos o la experiencia; se le tenía que encontrar la maña por así decirlo del archivo, no tanto la estructura requerida, porque se carga la información en excell y ese archivo se tenía que convertir en un UBS o formatos que se tenían que separar", detalló.
Tampoco existe la opción en el portal del Infonavit de declarar "sin información", es decir para dar a conocer que no se tuvieron contratos de subcontratación en el cuatrimestre, señaló.
Pero, advirtió, que lo delicado del tema es que es una obligación declarar, ya que si no hay nada que informar se tiene que presentar una carta o un escrito que se debe entregar en las oficinas del Infonavit.
La ley dispone que todo debe hacer por medio del portal, es decir a través del SISUB, y no por escrito o por correo electrónico, subrayó.