La economía tocó fondo en mayo y comienza a recuperarse: Heath. Falta aumentar consumo, dice

La economía tocó fondo en mayo y comienza a recuperarse: Heath. Falta aumentar consumo, dice
Jonathan Heath / Archivo

La economía mexicana tocó fondo en mayo por la crisis del coronavirus y apenas se observa una recuperación en junio, considera Jonathan Heath Constable, subgobernador del Banco de México (Banxico), al advertir que para fortalecer esta recuperación se necesitan dos cosas: que el consumo de los hogares crezca en los próximos meses y se active la inversión fija bruta.

"Las cifras de hoy (lunes) del Inegi son más expresivas cuando analizamos el comportamiento de las exportaciones, que son parte del Producto Interno Bruto (PIB), y obviamente esto va a hacer que después de dos meses desastrosos, la actividad económica en julio muestre una tasa positiva", dice el subgobernador en entrevista telefónica con SinEmbargo. "Podríamos decir que la economía tocó fondo en mayo y empieza su recuperación en junio, sin embargo es una recuperación que todavía falta ver más de fondo, tanto en el consumo de los hogares como en la inversión fija bruta".

Las cifras a las que se refiere el subgobernador del Banxico para hablar de una mejora en la economía son las del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), que el lunes informó que México registró un superávit inesperado en la balanza comercial de 2 mil 659.1 millones de dólares entre enero y junio de 2020 pese a la caída de exportaciones e importaciones por el coronavirus.

Asimismo, en el sexto mes del año se registró un superávit de 5 mil 547 millones de dólares, en buena medida gracias a las exportaciones agropecuarias.

Diversos analistas advierten que la situación económica de los países dependerá del manejo que cada uno le dé a la pandemia provocada por el coronavirus SARS-CoV-2, que ha dejado hasta el 27 de julio 650 mil 029 y millones de contagios en el mundo. En México suman 44 mil 022 muertes y 395 mil 489 casos confirmados, lo que ubica al país entre las primeras 10 naciones más afectadas por la COVID-19.

Para Heath, quien es doctor en Economía por la Universidad de Pennsylvania, la reapertura de los negocios con buenas políticas de salubridad ayudará a mejorar la crisis económica que también ha dejado esta pandemia.

"Es muy importante ir dejando atrás las políticas de confinamiento, ya estamos haciendo la apertura de casi todos los establecimientos y en la medida de que esto se pueda hacer en una forma más rápida, más oportunidades vamos a ver en la recuperación económica", asegura. "Lo que es crucial es que al abrir todos los establecimientos y empresas tengamos muy buenas políticas de salubridad".

Desde el 1 de junio el Gobierno de México dio paso a la "nueva normalidad" con una serie de medidas y protocolos como el uso de cubrebocas en el transporte y la vía pública, ajuste de horarios laborales para evitar conglomeraciones y reapertura gradual en comercios.

***

–El Inegi publicó el saldo de la balanza comercial en donde México registró su mayor superávit comercial en junio, ¿estás cifras indicarían una recuperación de la economía mexicana?

–Las cifras de hoy son un reflejo de que la actividad de las exportaciones cayó fuertemente en los meses de abril y mayo y a partir de junio, ya con la apertura de las fronteras y con un tipo de cambio favorable, están empezando a crecer,  a regresar a los niveles de antes de la pandemia, aunque todavía falta.

Es muy importante subrayar que de todas las exportaciones, las que más se cayeron en abril y mayo y también las que más se recuperaron en junio fueron las del sector automotriz, prácticamente todas las plantas automotrices estuvieron cerradas en abril y ahora ya están regresando a los niveles de exportaciones. Las cifras de hoy del Inegi son más expresivas cuando analizamos el comportamiento de las exportaciones, que son parte del Producto Interno Bruto (PIB) y obviamente esto va a hacer que después de dos meses desastrosos, la actividad económica en julio muestra una tasa positiva.

Sin embargo, las importaciones, que no son parte del PIB, muestran un comportamiento de la demanda agregada, especialmente porque se dividen en tres categorías principales: bienes intermedios, de capital y de consumo. Si analizamos cada uno de ellos vemos que los tres rebotaron un poquito en el mes de junio y el de bienes intermedios fue el que más creció, lo que es el reflejo de que las exportaciones se están recuperando porque para poder exportar se necesitan más insumos y por lo tanto los bienes intermedios aumentaron para poder exportar más.

Los bienes de consumo y los de capital, que apenas mostraron un pequeño crecimiento, reflejan el hecho de que el consumo de los hogares todavía se encuentra muy deprimido, que no estamos viendo todavía una recuperación en forma y tampoco en la inversión fija bruta, lo que se reflejaría en una mayor importación de capital. Como estos dos componentes no aumentaron mucho, podríamos decir que la economía toca fondo en mayo y empieza su recuperación en junio, sin embargo es una recuperación que todavía falta ver más de fondo, tanto en el consumo de los hogares como en la inversión fija bruta.

–Diversos análisis señalan que la situación económica de México dependerá del manejo de la pandemia, en su opinión, ¿cómo tendría que ser manejada la situación y qué mecanismos deben ser utilizados?

–Es muy importante ir dejando atrás las políticas de confinamiento. Ya estamos haciendo la apertura de casi todos los establecimientos y en la medida de que esto se pueda hacer en una forma más rápida, más oportunidades vamos a ver en la recuperación económica. Ahorita lo que es crucial es que al abrir todos los establecimientos y empresas tengamos muy buenas políticas de salubridad, de sana distancia, el uso de mascarillas y todo este tipo de cosas. También en la medida que se pueda mantener en casa a los que puedan.

Las políticas más obvias son las de usar mascarillas en la calle, cada empresa tendrá que ir definiendo esquemas para reducir contagios.

–Desde Banxico se han realizado algunos movimientos para que la situación económica no empeore, como el recorte de la tasa o las subastas de dólares, pero desde el Gobierno, ¿cómo considera que han sido las acciones?

–Yo creo que nosotros en el Banxico, si queremos que desde el Gobierno se respete nuestra autonomía, también debemos de respetar al Gobierno en cuanto a las acciones que implementa.

 –¿Cómo han trabajado en Banxico a lo largo de la pandemia?

–Hemos trabajado bastante bien. Nos hemos adaptado al trabajo virtual. Desde antes de la pandemia la Junta de Gobierno se ha reunido todos los días y seguimos con la misma dinámica. Obviamente lo complicado son las áreas donde no se puede trabajar desde casa, por ejemplo, las fábricas (de impresión de billetes). Afortunadamente Banxico cuenta con inventarios sobrados, pero va a llegar el momento en que vamos a tener que reabrir las fábricas y seguir imprimiendo.

–Los datos económicos de desempleo, PIB e inflación registrados en este periodo de la pandemia han sido utilizados por políticos en todo el mundo. Como subgobernador ha tratado de ayudar a mejorar la situación desde Banxico, pero ¿qué opinión le merece algunos economistas que parecen alegrarse con los malos datos económicos del país?

– Cada quien utiliza sus datos según le convenga. Yo siempre he pensado que los datos son los datos y son un insumo sumamente indispensable para la toma de decisión. Es importante tanto como para el político como para el empresario o analista para poder dimensionar y saber qué está pasando. Yo soy muy tuitero, estoy siempre hablando de las cifras y hay que hablar, no importa si son buenas o malas (cifras) porque es nuestra realidad.

Habrá gente que solo quiera que hablemos de las cifras cuando son malas o al revés, gente del Gobierno que va a querer que únicamente nos refiramos a las cifras cuando son buenas. Lo que creo es que siempre hay que estar analizando las cifras.