Se acerca al final un juicio en EEUU entre dos supuestos creadores del bitcoin

Se acerca al final un juicio en EEUU entre dos supuestos creadores del bitcoin

MIAMI (EFE).- Un juicio en EE.UU. por un caso de fraude que enfrenta a un australiano y a un veterano del Ejército de EE.UU. muerto en 2013, que supuestamente se asociaron para inventar el bitcoin, se acerca esta semana a su recta final en una corte de Miami (Florida).

A diez años de la creación del bitcoin, la familia del estadounidense David Kleiman presentó en 2018 una demanda civil en EE.UU. contra el científico informático australiano Craig Wright, que se ha autoproclamado Satoshi Nakamoto, el seudónimo del misterioso creador de esa criptomoneda.

Ira Kleiman encabeza el proceso legal que busca una indemnización por más de mil millones de dólares a favor de su hermano David Kleiman, quien estaba parapléjico debido a un accidente en una motocicleta, al señalar que contribuyó a la creación del bitcoin.

Sin embargo, Wright ha subrayado a través de sus abogados que Kleiman, quien fuera un especialista en seguridad informática y falleció en abril de 2013 en extrañas condiciones, ayudó a "editar el protocolo relacionado con bitcoin, pero no creó el bitcoin".

En el que ha sido uno de los argumentos expuestos durante la ronda de testimonios que se celebra esta semana, la defensa asegura que el demandante no tenía derechos legales sobre la propiedad intelectual asociada con el bitcoin o el protocolo de esta criptomoneda.

Sin embargo, el hermano de Kleiman, argumenta que Wright, que no ha presentado pruebas de ser Nakamoto, se apropió de forma indebida de un alijo suyo por 1.1 millones de bitcóin a través de una asociación entre ambos.

Sostiene además que su hermano, residente del condado Palm Beach (sur de Florida) y Wright desarrollaron la moneda digital utilizando el seudónimo de Satoshi Nakamoto, un seudónimo que algunos llegaron a especular que se trataba de Elon Musk, entre otros científicos.

La jueza Beth Bloom, a cargo del caso presentado en 2018, negó esta semana un recurso presentado por la defensa de Wright que argumentaba que los Kleiman no tenían pruebas suficientes para respaldar el caso.

Wright además ha negado a través de sus abogado que ninguno de los dos extrajeron ni fueron dueños de alguna criptomoneda bajo el nombre de Satoshi Nakamoto. 

En el que es llamado por medios locales "el juicio del siglo", la magistrada deberá decidir si esa fortuna de más de mil millones de dólares debe partirse en dos, una resolución que además, según expertos, sacudiría el mercado de las criptomonedas.