Sin apoyo fiscal, tardará recuperación económica: FMI

Sin apoyo fiscal, tardará recuperación económica: FMI
Sin un apoyo fiscal a hogares y empresas de todos los tamaños para enfrentar los efectos del Covid-19, tardará más la recuperación, advirtió la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva.
Durante su intervención en la conferencia telefónica de la Cubre extraordinaria de Líderes del G20, instó a los países a actuar a la par de la magnitud del desafío.
Hizo ver la importancia del apoyo fiscal dirigido a los hogares vulnerables y a las grandes y pequeñas empresas, para que puedan mantenerse a flote y volver rápidamente al trabajo.
De lo contrario, llevará años superar los efectos de las quiebras y despidos generalizados de trabajadores, advirtió.
"Dicho apoyo acelerará la recuperación final y nos pondrá en mejores condiciones para enfrentar desafíos como el sobreendeudamiento y los flujos comerciales interrumpidos", estableció.
Georgieva ponderó que es primordial que reconocer la importancia de apoyar a los países de mercados emergentes y las economías en desarrollo para superar la peor parte de la crisis y ayudar a restaurar el crecimiento.
Señaló que este grupo de países, encuentran particularmente afectados por una combinación de la crisis de salud, la parada repentina de la economía mundial, fuga de capitales hacia refugios seguros y, para algunos, una fuerte caída en los precios de los productos básicos.
"Estos países son el foco principal de nuestra atención", apuntó.
Recordó que el FMI, tiene una capacidad financiera considerable de un billón de dólares para colocar en su defensa, trabajando en estrecha colaboración con el Banco Mundial y otras instituciones financieras internacionales.
Sin embargo, reconoció que el desafío es enorme porque un número excepcionalmente grande de países requiere simultáneamente financiamiento de emergencia del FMI.
En tanto que los mercados emergentes se ven impactados dramáticamente por salidas de capital récord y escasez de liquidez.
Y a la par, muchos países de bajos ingresos, están entrando en esta crisis bajo una alta carga de deuda.