Fundador:
Miguel R. Valladares García

martes 25 septiembre 2018

Crean mural “a balonazos” para celebrar triunfo de niños triquis (VIDEO)

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Los once integrantes de la selección de basquetbol de la Academia Indígena de México (AIM) retornaron victoriosos a territorio oaxaqueño, después de haberse coronado como los campeones del torneo West Coast Championship, que tuvo lugar en Las Vegas, Nevada, Estados Unidos, el pasado mes de julio.

Se trata de un torneo de gran relevancia a nivel internacional y es la primera vez en los 25 años de historia del mismo que la copa se la lleva un equipo extranjero, en esta ocasión de Oaxaca.

Para celebrar la victoria, los llamados “gigantes de la montaña”, en su mayoría de comunidades de la etnia triqui en la región Mixteca del estado, pintaron un mural “a balonazos” en una pared de la calle Derechos Humanos de la capital oaxaqueña.

El presidente del consejo directivo nacional de la Fundación Enlace e Innovación Social, que respaldó al equipo durante su estancia en Estados Unidos, Octavio Ortega Martínez, precisó que el mural fue ideado para celebrar el triunfo en el torneo internacional, donde los adolescentes rompieron el récord histórico de 25 años sin que ganara un equipo que no fuera estadounidense.

El camino de los niños que proceden de diversas comunidades indígenas no fue sencillo, pues en semifinales tuvieron que abatirse con una oncena de origen australiano, mientras que la final se disputó contra la selección de Hawái, que comanda un ex jugador de la NBA.

Mientras colaboraba con la realización del mural, Raúl Emmanuel Sánchez Díaz, de 16 años y originario de la región Valles Centrales, relató a EL UNIVERSAL que se reintegró a la AIM desde hace un año y ha sido un año muy afortunado, pues han cosechado varios triunfos.

Sobre su estancia en los Estados Unidos, indicó que en las justas hubo que ganar con mucho coraje y decisión pues varios de los juegos llegaron a tiempos extras. “Ganamos con la mentalidad de ir representando a México, siempre contentos y orgullosos de dónde venimos… eso nos inspiró a jugar una gran final”, dijo.

Aunque casi todas sus giras con el equipo han sido en territorio nacional, Raúl como el resto de la escuadra, se prepara constantemente en la AIM para aprender asignaturas como inglés, lo que les facilitó su estancia en el país vecino.

“Siempre hay que pensar en nuestros objetivos, lo que queremos ser y a dónde queremos llegar. Hay que querer ser siempre el mejor, ayudar al equipo y jugar para él. Hay que entrenar y ser disciplinado; la disciplina es la clave del éxito, a pesar de los obstáculos. Ha habido demasiados pero eso nos impulsa a ser mejores”, reitera.

Sobre su convivencia como equipo, Raúl señala que en sus compañeros encuentra a su segunda familia con la que comparte la mayor parte del día. Sin embargo, ninguno de ellos debe perder de vista que el deporte es tan importante como las asignaturas de tronco común que cursan en la Academia.

La formación en la AIM es similar a la de una preparatoria abierta, sin embargo, a los jóvenes se les exige asistir a prácticas deportivas de hasta cinco horas diarias, estudio del inglés y su lengua materna, así como leer un libro cada 15 días para poder permanecer en el equipo. Actualmente, Raúl disfruta de “Percy Jackson y los dioses del Olimpo”.

Por su parte, Sócrates Alavés, profesor de matemáticas, física y química en la Academia, quien imparte clases a los integrantes de la selección mayor, reitera que en la AIM se preparan incluso los fines de semana pues, cada jugador, debe conservar un promedio mínimo de 8.5 de calificación para mantenerse en los equipos.

Si alguno de los estudiantes no cumple con el promedio, es suspendido de algún partido. “En la academia la educación es integral, se fusiona lo educativo y lo deportivo. Por lo que estamos contribuyendo a formar jóvenes comprometidos con su futuro y el de sus comunidades”, señala.

Tras varias horas, el mural pintado a balonazos resultó en una colorida representación de un balón de basquetbol y el logotipo de la Fundación Enlace e Innovación Social.

Minuto a minuto

Toda la sección