Fundador:
Miguel R. Valladares García

viernes 19 octubre 2018

Ancianos piden la voluntad anticipada

Rubén Pacheco / Pulso
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Son frecuentes las peticiones de voluntad anticipada, por parte de adultos mayores enfermos, quienes llevan tiempo sufriendo de alguna enfermedad, informó Óscar Oswaldo Ortega Berlanga, vicepresidente de Asociación Potosina de Profesionistas Especializados en Atención del Adulto Mayor.

Detalló que los pacientes tienen meses postrados en silla de ruedas, en cama, inmovilizados después de sufrir una lesión o fractura y con problemas de depresión “y piden que ya no se les haga más”.

Explicó que es poco conocida dicha petición, en cuyo procedimiento siempre se busca consentimiento del paciente y la familia, pero además que sea notariado con el fin de cumplir fines legales.

“Quitarle todas las molestias y las incomodidades que puedan implicar los últimos días de la vida.

No adelantar la muerte, no poner algún medicamento para acelerar la muerte”, expuso el médico.

Después de presentar el XVIII Congreso Regional de Geriatría y Gerontología en la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), indicó que la voluntad anticipada consiste en una carta firmada por la persona, quien argumenta su deseo de no concluir sus últimos días de existencia en la camilla de un hospital, conectado a un respirador o con tratamiento invasivo.

Enfatizó que los médicos plantean ayudar a la persona para que tenga la mejor calidad de vida, confortable, sin la angustia de una falta de respiración y que no tenga dolor por su afección.

“Es un asunto de preferencias personales. Nosotros abogamos por algo que llamamos voluntades adelantadas o voluntades anticipadas, que es una carta donde uno firma, y yo por ejemplo, en mis últimos días no quiero terminar en el hospital o conectado a un ventilador mecánico”, ejemplificó.

Minuto a minuto

Toda la sección