Nicolás Pereda desdobla ficción y realidad en "Fauna"

Nicolás Pereda desdobla ficción y realidad en Fauna

A-AA+

  La película "Fauna" de Nicolás Pereda, sobre una actriz que le presenta su novio actor a sus padres, es sutil en su manera de llevar al espectador a la ficción dentro de la ficción, y dejarlo con ganas de saber cómo termina la historia que comienza a relatarle su hermano.

"Es una serie de cotidianidad y desdoblamiento hacia la ficción", dijo Pereda en una entrevista por videollamada desde el estado mexicano central de Morelos. "Me interesa de alguna manera en cada película que hago replantearme las estructuras generales de la película".

"Fauna", actualmente en cartelera en cines mexicanos, sigue a la actriz Luisa (Luisa Pardo), que viaja en carretera con su novio actor, Paco (Francisco Barreiro), por primera vez a la casa de sus padres, a donde también va de visita su hermano Gabino (Lázaro Gabino Rodríguez). Tras una noche de copas, la narración se interna en el relato del libro que está leyendo el hermano.

Elementos que recuerdan al crimen organizado en la ficción del libro y la realidad de la familia se contrastan: el novio de la hija actúa en la serie "Narcos". En el libro, una joven llamada Fauna (representada igualmente por Pardo) vive amenazada por un novio mafioso y su hermana (de nuevo Pardo) le pide ayuda a un desconocido (Rodríguez) para que la rescate.

La película se impregnó de esta temática porque Barreiro, quien ha actuado en películas anteriores de Pereda como "Juntos" y "Los mejores temas", tenía en la vida real un papel en la serie "Narcos: México". Aunado a esto, el director estaba leyendo "Los cárteles no existen: Narcotráfico y cultura en México" de Oswaldo Zavala, lo que le llevó a cuestionarse la representación del narco en la ficción.

"Se suele reducir a un universo muy particular que tiene que ver con la parte más llamativa del narco, como los capos y las balaceras, cuando en realidad el universo del narcotráfico es mucho más complicado y mucho más metido en la sociedad civil y en el Estado", dijo Pereda. "Hacen que la problemática la entendamos desde un lugar falso por completo".

Pero "Fauna" también tiene que ver con el oficio de actor. En algún momento el suegro le pide a Paco que actúe de la nada para demostrar sus habilidades, y en otra escena Luisa ensaya para una audición con su mamá (Teresa Sánchez) en un diálogo sobre una relación profética entre una madre y su hija.

Por otro lado, el actor que hace del padre de la familia, José Rodríguez López, es el padre biológico de Gabino Rodríguez en la vida real.

"Siempre me ha interesado cómo la biografía o las vidas de los actores con los que trabajo pueden interferir o injerir en las ficciones que estoy tramando", dijo Pereda.

Pardo y Rodríguez fueron novios hace casi dos décadas. La relación duró un par de años, pero han seguido trabajando juntos desde entonces. Fundaron la compañía de teatro Lagartijas Tiradas al Sol en 2003, a la cual también pertenece Barreiro.

"Son como hermanos, se ven todo el tiempo, son las personas más cercanas, son hermanos básicamente, se hablan todos los días", dijo Pereda, señalando que eso "ayuda a la película para que tengan esa frescura y esa manera de relacionarse".

Con Sánchez, Pereda también ha filmado varias películas desde 2006, como "¿Dónde están sus historias?" y "Los mejores temas". Sánchez tiene una escena en la que canta corridos en una cantina; son canciones de su autoría.

"Tere es espectacular, es una súper, súper actriz", dijo el director. "(Las canciones) son de hace bastante tiempo, me parece, y siempre las había querido usar en algún momento y ahora funcionaba bien que ella cantara".

La película fue galardonada a su estreno en el Festival Internacional de Cine de Morelia con el premio al mejor director en 2020. En enero de este año, fue reconocida como mejor película latinoamericana en los Premios Cinema Tropical de Nueva York. También tuvo una mención en el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata.

El filme contó con apoyo del gobierno canadiense para su realización. Pereda estudió cine en Toronto, donde vivió por años y donde tuvo a sus hijos. Actualmente el director, nacido en la Ciudad de México, vive en California.

"Fauna" se filmó en la ciudad de Matehuala y en Santa María de la Paz, en el estado minero de San Luis Potosí. En la ficción del libro, hay mineros y un dueño de mina cruel.

El cineasta destacó las ventajas de filmar con actores a los que conoce muy bien, pues aligeran el trabajo de rodaje. También reconoció su habilidad como directores de teatro.

"Tienen mucha autonomía en las películas como para proponer cosas", dijo. "Hay algo que me gusta de su entendimiento de las obras: entienden las películas en términos generales, no las entienden en términos de su personaje... y eso es también muy disfrutable, sentir que estamos compartiendo un proceso en términos más amplios, que la película no la tengo yo en la cabeza, sino que es una combinación entre lo que tenemos entre todos".

Aunque a Pereda le agrada que los actores de su elenco no finjan cuando dice ¡acción!, Pardo y Rodríguez tienen una transformación muy marcada cuando usan pelucas en su versión de ficción dentro de la ficción.

"Me gustaba esa posibilidad", dijo Pereda. "Una peluca puesta que es tan ridícula que los transforma en otra persona".