"Predator" vuelve a la carga en "Prey"

La nueva cinta da un giro al clásico de ciencia ficción

"Predator" vuelve a la carga en "Prey"

A-AA+

Los Ángeles. - "Predator", el horrible alienígena que cazaba humanos por puro placer, debutó en la gran pantalla hace más de treinta años, pero aún continúa inspirando nuevas películas: "Prey", rodada en lengua Comanche y ambientada en 1719, es el último giro de la longeva franquicia.

El cineasta que ha armado el regreso de tal personaje, Dan Trachtenberg (uno de los directores de la serie "The Boys"), insiste en que esta nueva cinta no es una precuela de la cinta protagonizada por Schwarzenegger en 1987 ni tampoco un relato sobre los orígenes del famoso extraterrestre.

"Está ambientada 300 años antes de la cinta original, por lo que técnicamente se consideraría una precuela. Pero creo que destaca por sí sola como una película de aventuras mezclada con otra de terror que continúa la tradición de ´Predator", explica el director antes del estreno del filme, este fin de semana, en Hulu y Disney+.

Difícil de acotar como película de ciencia-ficción, aventuras o terror, el filme original se ganó el estatus de clásico al presentar una violenta lucha entre un depredador extraterrestre tecnológicamente avanzado y un ejército armado de testosterona, encabezado por Schwarzenegger, Elpidia Carrillo y Bill Duke.

La idea cuajó: se rodaron tres secuelas y luego llegó una trilogía que enfrentó en varias ocasiones a "Predator" con "Alien", otro de los iconos de ese género de terror con ciencia-ficción propio de los 80.

Ahora en su regreso de 2022, el sanguinario alienígena es lo único que "Prey" conserva de las películas originales.

"Me pregunté: ´¿y si contamos con un héroe que nunca antes habíamos visto?´ Y pensé que la cultura popular siempre ha relegado a los indígenas de EE.UU. al papel del compañero de aventuras o de villano, particularmente los de origen comanche", narra Trachtenberg.

Además de indígena, el director concluyó que su protagonista, y por tanto nueva heroína de la saga, debía ser una mujer.