Así funciona la Ring Stick Up Cam

Así funciona la Ring Stick Up Cam
El tamaño de un producto no determina su grado de eficiencia ni de funcionalidad. La Ring Stick Up Cam es prueba de ello.
Esta cámara de videovigilancia, por su reducido tamaño y materiales resistentes, puede colocarse en cualquier lugar.
Una vez que ha sido instalada, conectada a una red Wi-Fi y actualizada, proceso que se realiza a través de una app, se puede comenzar a monitorear el lugar.
Su lente cuenta con un campo de visión de 130° diagonal, 110° horizontal y 57° vertical. Además, brinda resolución de video en alta definición, visión nocturna y transmisión en directo desde la app.
En las pruebas, confirmamos que el sensor de movimiento es lo suficientemente efectivo para detectar actividad incluso a un par de metros. Cabe señalar que, para evitar alertas falsas, el sensor es configurable. De ese modo, el usuario tiene pleno control sobre la frecuencia de captura de movimientos y las zonas que la cámara debe monitorear. Además, se pueden pausar las notificaciones en ciertos horarios.
Su batería es recargable a través de un cable USB incluido en el paquete. También se puede adquirir, por separado, un panel solar para mantener la batería con carga.
El uso de la cámara es intuitivo y sencillo. La aplicación es fácil de utilizar y el proceso de configuración y vinculación del celular con la cámara es rápido. Aunque ambos dispositivos deben estar conectados a la misma red Wi-Fi y esta debe ser estable.
Si se tienen más dispositivos Ring, desde la misma aplicación se pueden controlar todos. Además, algunos son compatibles con Alexa, lo que brinda la opción de controlar la cámara usando solo la voz.
Cabe decir en el ecosistema Ring ofrece "Protect", un plan disponible en tres versiones: free, incluido en cualquier dispositivo; Basic que tiene un costo de tres dólares al mes o 30 anuales; y Plus con un costo de 10 dólares por mes o 100 anuales. Las versiones de pago permiten revisar, guardar y compartir hasta 60 días de video.