Expertos instan a no utilizar gas metano y carbón para limitar calentamiento

Expertos instan a no utilizar gas metano y carbón para limitar calentamiento

LONDRES (EFE).- Casi el 60 % del gas metano emitido por combustibles fósiles y el 90 % de las reservas de carbón han de permanecer en el suelo sin explotarse antes de 2050 para poder disponer de "al menos un 50 % de probabilidades" de limitar el calentamiento global a 1.5 grados, según las conclusiones de un equipo británico de investigadores.

Científicos de la University College London (UCL) alertan en una publicación difundida este miércoles en Nature de que muchos proyectos de extracción de combustible fósil que ya están programados no conducirán a lograr el cumplimiento de los objetivos climáticos fijados a nivel internacional.

En este sentido, estiman que la producción de petróleo y gas debe rebajarse en un 3 % anualmente para 2050 a fin de llegar a esas metas.

Entre sus argumentos, los autores consideran que es necesario introducir políticas diseñadas para restringir la producción y reducir la demanda para así alentar a los productores a revaluar la producción.

Los combustibles fósiles representan el 81 % del consumo de energía global pero es necesario, dicen, que su producción y empleo decrezcan sustancialmente para alcanzar los objetivos climáticos acordados internacionalmente -detallados en el Acuerdo de París en 2015- a fin de limitar el calentamiento global a 1.5 grados.

El estudio recuerda que en 2015 otra publicación de Nature estimó que un tercio de las reservas de petróleo, la mitad de las de gas y más del 80 % de las de carbón deberían permanecer inutilizadas para 2050 a fin de tener una buena probabilidad de limitar el calentamiento global a 2 grados.

Ahora, el experto Dan Welsby y un grupo de colegas partieron de esa asunción y valoraron la proporción de combustibles fósiles que deben quedarse sin utilizar para tener la posibilidad de limitar el calentamiento global a 1.5 grados.

Según esto, para lograrlo es necesario que se produzca un gran aumento en las reservas no extraíbles de combustible fósil, particularmente de petróleo, para lo que se requiere que un 25 % adicional de estas se queden en la tierra frente a lo estimado en 2015.

En un encuentro virtual con medios de comunicación, Welsby recordó la existencia de "evidencias dramáticas que muestran que se requieren de manera inmediata recortes en la producción de combustibles fósiles para avanzar hacia la limitación del calentamiento global a 1.5 grados" y dijo que actualmente se camina "en la dirección equivocada".

"Nosotros hemos hallado que casi un 60 % de las reservas globales de gas metano de combustible fósil y el 90 % de las reservas de carbón deben permanecer en el suelo", subraya.

Los investigadores creen que el declive en la producción de petróleo y gas requerido globalmente para 2050 implica que muchas regiones afrontarán sus picos de producción ahora o durante la próxima década.

Según Welsby, llegar a los objetivos programados es una tarea "técnicamente posible" en cualquier región, pero depende mucho "de la situación política y la voluntad política" de cada país.