Facebook bloquea en Australia su acceso a noticias

Facebook bloquea en Australia su acceso a noticias

CANBERRA (AP) — En un inesperado acto de represalia, Facebook bloqueó el jueves en Australia la opción que tienen sus usuarios para compartir noticias, intensificando una pelea con el gobierno sobre si las poderosas empresas de tecnología deberían tener que pagar a las organizaciones de noticias por su contenido.

El gobierno australiano condenó la decisión, que también impidió algunas comunicaciones del gobierno, como la difusión de mensajes sobre servicios de emergencias y algunas páginas comerciales. 

Las plataformas digitales temen que la situación en Australia se vuelva un costoso precedente para otros países mientras los gobiernos renuevan las leyes para ponerse al día con el cambiante mundo digital.

Facebook tomó la medida después de que la Cámara de Representantes aprobó una iniciativa de ley que obligaría a Facebook y a Google a pagar por el periodismo australiano, afirmó el secretario del Tesoro, Josh Frydenberg. El funcionario añadió que Facebook actuó sin aviso previo. El proyecto debe ser aprobado en el Senado para convertirse en ley.

Como resultado de la medida tomada por Facebook, las organizaciones de noticias australianas no podían publicar historias en su plataforma y las personas que intentaban compartir noticias existentes recibieron notificaciones que decían que no podían hacerlo.

"Esta publicación no se puede compartir", leía un mensaje en Facebook. "En respuesta a la legislación del gobierno australiano, Facebook restringe la publicación de enlaces de noticias y todas las publicaciones de páginas de noticias en Australia. A nivel mundial, la publicación y el intercambio de enlaces de noticias de publicaciones australianas están restringidas", agregó.

La legislación mencionada en el aviso, sin embargo, aún no se ha promulgado.

"Las acciones de Facebook fueron innecesarias, fueron desproporcionadamente fuertes y dañarán su reputación aquí en Australia", aseguró Frydenberg.

El primer ministro Scott Morrison arremetió contra la medida en su propia página de Facebook.

"Las acciones de Facebook para eliminar a Australia hoy, cortando los servicios de información esenciales sobre salud y servicios de emergencia, fueron tan arrogantes como decepcionantes", escribió Morrison.

"Estas acciones sólo confirman las preocupaciones que un número creciente de países están expresando sobre el comportamiento de las grandes empresas de tecnología que creen que son más grandes que los gobiernos y que las reglas no deberían aplicarse a ellos. Pueden estar cambiando el mundo, pero eso no significa que lo gobiernen", agregó. "No nos intimidarán las BigTech que buscan presionar a nuestro Parlamento", añadió.

Facebook alega que el proyecto de ley australiano "malinterpreta de forma fundamental la relación entre nuestra plataforma y las publicaciones que la usan".

"Esto es un ataque a una nación soberana", dijo el ministro de Salud, Greg Hunt. "Es un ataque a la libertad de la gente y, en particular, es un abuso descarado del poder de mercado y el control sobre la tecnología de las grandes tecnológicas", agregó, en declaraciones al Parlamento.

Tanto Google como Facebook han amenazado con represalias si Australia aprueba el llamado Código de Negociación de Medios Noticiosos, que según el gobierno asegurará que los medios reciben un pago justo por la difusión de su contenido periodístico en esas plataformas.

La propuesta australiana impone un sistema de arbitraje. Las gigantes digitales no podrían utilizar sus posiciones dominantes haciendo ofertas no sujetas a negociación a las empresas de noticias por su contenido. Si un medio se niega a aceptar el acuerdo, el comité tomaría una decisión vinculante.

Google había amenazado con retirar sus funciones de búsqueda de Australia, afirmando que la propuesta de ley era inaplicable. Sin embargo, sus amenazas se desvanecieron conforme la empresa firmaba acuerdos de contenido con medios australianos, dentro de su nuevo modelo News Showcase.

El gobierno acusó a Facebook de poner en peligro la seguridad pública bloqueando de forma temporal servicios estatales de mensajes de emergencias en un día con alertas por inundaciones e incendios graves en varias partes del país.

Frydenberg dijo haber tenido conversaciones "constructivas" con el director general de Facebook, Mark Zuckerberg, tras el inicio del bloqueo.

"Me explicó que tenían preocupaciones con aspectos del código, y habló de la interpretación de algunos de sus elementos. Me responderá con comentarios más definidos", dijo Frydenberg.

Frydenberg afirmó que su gobierno sigue comprometido con el código, que había dado pie a generosos acuerdos con Google para medios australianos.

Añadió que tras sus conversaciones del fin de semana con Zuckerberg y con Sundar Pichai, director general de Alphabet Inc. y su filial Google, estaba convencido de que las plataformas "quieren entrar en estos acuerdos comerciales".

"Pero si fuera fácil, todos los países del mundo lo habrían hecho ya, pero no lo han hecho", añadió.