Jefe antimonopolio de EEUU se recusa de pesquisa de Google

Jefe antimonopolio de EEUU se recusa de pesquisa de Google

El funcionario del Departamento de Justicia que dirige la investigación del dominio de mercado de las grandes compañías tecnológicas se retira de la pesquisa contra Google del departamento debido a su trabajo anterior como cabildero para la empresa cuando era abogado privado.

El secretario de Justicia adjunto Makan Delrahim, director antimonopolio del departamento, se recusa de la investigación contra Google, informó el martes una persona familiarizada con el asunto. La persona habló con The Associated Press bajo condición de anonimato por no estar autorizada para hablar de la investigación.

Delrahim cabildeó a nombre de Google en 2007, cuando la compañía de internet basada en Mountain View, California, se enfrentó a una investigación antimonopolio por su adquisición de DoubleClick, un competidor en publicidad digital.

La oficina de ética del Departamento de Justicia al parecer no encontró un posible conflicto de interés cuando Delrahim pidió orientación a principios del año pasado al comenzar la investigación de Facebook, Google, Amazon y Apple. Sin embargo, al avanzar la pesquisa de competencia, Delrahim "repasó" los posibles conflictos con el equipo de ética, y él y su oficina de ética "decidimos que debería recusarse de un asunto dentro de la revisión tecnología como una abundante medida de precaución", dice el comunicado del departamento, que no menciona a Google.

El subsecretario Ryan Shores supervisará la revisión tecnológica, informó el comunicado.

El escrutinio hacia las grandes compañías tecnológicas se ha profundizado y extendido en los gobiernos federal y estatales de Estados Unidos, y el extranjero. La Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos realiza una investigación de competencia de las cuatro grandes empresas y fiscales estatales de ambos partidos políticos han abierto investigaciones antimonopolio contra Google y Facebook.

Delrahim ha insinuado en discursos que hace un análisis extenso de cómo se ve afectada la competencia al evaluar si las grandes firmas tecnológicas deberían dividirse. También ha dejado en claro que sólo dos compañías dominan la publicidad digital, aunque no ha nombrado a las dos, Google y Facebook. Funcionarios del Departamento de Justicia y la Comisión de Asuntos Jurídicos de la Cámara de Representantes no han nombrado a las compañías investigadas ni indicado si planean tomar medidas contra alguna compañía en particular.

Las compañías dijeron que cooperarán con las investigaciones, pero en testimonios ante el Congreso sus ejecutivos han rechazado las acusaciones de que operan como monopolios, exponiendo formas en que dicen que competirán justa, pero enérgicamente, contra rivales.