La Estación Espacial pierde temporalmente su orientación por prueba de propulsores de la Soyuz

La Estación Espacial pierde temporalmente su orientación por prueba de propulsores de la Soyuz

MOSCÚ (EFE).- La Estación Espacial Internacional (EEI) perdió hoy temporalmente su orientación debido a una prueba de los propulsores de la nave Soyuz MS-18, adosada a la plataforma orbital, informó la corporación rusa Energuia, fabricante de cohetes y naves espaciales.

"Durante una prueba de los propulsores de la Soyuz MS-18 el funcionamiento de los motores modificó la orientación de la estación", señaló la oficina de prensa de Energuia.

La corporación rusa indicó que la situación fue corregida rápidamente por los especialistas del grupo de mando del segmento ruso de la EEI.

"No hay ninguna amenaza para la estación ni para sus tripulantes", subraya el comunicado.

Un incidente similar se produjo el 30 de julio pasado, después del acoplamiento a la EII del modulo científico mutipropósito ruso Naúka.

En esa ocasión, el encendido por error de los motores del Naúka modificó en 45 grados la orientación de la plataforma orbital, la que tuvo que se corregida con ayuda de los propulsores de dos aparatos integrados en la EEI.

La Soyuz MS-18 se desacoplará de la plataforma orbital el próximo domingo y traerá de vuelta a la Tierra a la primera misión cinematográfica espacial rusa.

A bordo de ella regresarán tras una permanencia de doce días en la estación espacial la actriz Yulia Peresild y el realizador Klim Shipenko, acompañados del cosmonauta profesional Oleg Novitski, que se encuentra en la EEI desde el 9 abril pasado.

Todos ellos participan el rodaje en el espacio de gran número de escenas del largometraje de ficción "El reto", una producción conjunta de la agencia espacial rusa, Roscosmos, el Primer Canal de la televisión federal y el estudio Yellow, Black and White. 

La trama de la película gira en torno a una cirujana, encarnada por Peresild, que vuela de urgencia al espacio tras un breve período de entrenamiento para asistir a un cosmonauta, papel que interpreta Novitski.

Según el proyecto, el rodaje en el espacio será empleado para producir cerca de un tercio de la película, 30-35 minutos, mientras que el resto de la secuencias se filmarán en tierra.