Pandemia por COVID-19 debe hacer más eficientes a los sistemas de salud

Pandemia por COVID-19 debe hacer más eficientes a los sistemas de salud
Foto: AP
tacó que la pandemia hizo que la iniciativa privada “despertara” para hacer ver que las cosas tienen que cambiar “de manera significativa”. 

Agregó que se debe pensar en el paciente, “unirnos y tratar de ver cómo podemos ser un factor de diferencia. Es importante que pensemos en aquello que no funciona y pensar en cómo podemos cambiarlo”. 

Sobre ello, Rifat Atun aseguró que la crisis es una “oportunidad increíble” de crecer pero insistió en que se necesitan alianzas para “prepararnos en el futuro y ahora”. 

Del mismo modo, afirmaron que ante la inminente llegada de la vacuna contra el coronavirus es indispensable que los Gobiernos garanticen el acceso puntual y oportuno y especialmente en aquellos sectores más vulnerables. 

“Tenemos que tener arreglos institucionales. Tenemos que preocuparnos por la distribución. Es muy importante que las personas más vulnerables tengan acceso”, afirmó Guanais. 

CAMBIO DE MENTALIDAD  

Los especialistas señalaron que los cambios en el sistema de salud deben partir desde un cambio en la mentalidad “no considerar a la salud como su fuera un gasto”. 

Explicaron que se debe invertir en la innovación para transformar al sistema de salud “ya no más de los mismo”, dijo Atun. 

Guanais coincidió en ese aspecto al afirmar que construir un mejor futuro “no significa replicar el modelo antiguo. Tenemos que hacer cosas de forma diferente”. 

Colocar al paciente en el centro de todo, es también clave, pero para ello, María del Rocío Sáenz afirmó que se requieren sistemas más fuertes, mejores, invertir mejor y construir políticas con responsabilidad y transparencia. 

Finalmente, Jörg-Michael Rupp concluyó que son necesarios sistemas de salud más sustentables, pero también que se trabaje en el impulso de la economía “que sea un ecosistema que tenga nueva mentalidad centrada en los pacientes”. 

CIUDAD DE MÉXICO (EFE).- La pandemia de coronavirus, que tomó por sorpresa a todos los países del mundo, es una oportunidad para que los sistemas de salud se vuelvan más resilientes e eficientes, pongan al paciente en el centro de la atención y valoren la inversión en salud. 

“La pandemia es una oportunidad para mejorar las políticas de salud. Para hacer las propuestas correctas, hacer inversiones que fortalezcan al sistema de salud y construir un mejor futuro", dijo Frederico Guanais, subdirector de la División de Salud en la OCDE, durante la inauguración del Roche Press Day. 

En un evento virtual que reúne a expertos y periodistas de toda Latinoamérica, los especialistas expusieron que los sistemas de salud tuvieron un importante reto al enfrentar la pandemia de coronavirus, que ya suma más de 37.9 millones de contagios y poco más de 1 millón de muertos en el mundo, sin estar plenamente preparados. 

Guanais recordó que la COVID-19 ha tenido especial impacto en la población más vulnerable, aquella que tiene comorbilidades y es en ese grupo donde se han dado la mayoría de los decesos. 

Por ello, dijo, la pandemia ha venido a mostrar que “la salud no es un gasto, sino una inversión”. 

Al respecto, Rifat Atun, profesor de sistemas de salud global en la Universidad de Harvard, lamentó que en general, el coronavirus se encontró con sistemas de salud que “no respondieron bien ni fueron resilientes” y acotó que se debe empezar a pensar en el futuro desde ahora. 

“Si en una segunda ola, o con un segundo virus hacemos lo mismo, siempre tendremos los mismos resultados, necesitamos innovación”, afirmó. 

Los sistemas de salud, insistió, necesitan responder pero “no se están desempeñando bien, no están trabajando. Hay un subaprovechamiento, y por ello tenemos que cambiar nuestra mentalidad”. 

TRABAJO EN CONJUNTO  

Maria del Rocío Sáenz, exministra de salud de Costa Rica, aseveró que la pandemia no es solo una crisis sanitaria pues ha tenido impacto en todos los aspectos de la sociedad. 

Es por ello, aseguró, que se debe tener un abordaje intersectorial y “reconocer que el único país que puede mejorar es el país que trabaja en conjunto”. 

Exaltó que es prioritario fortalecer el sistema primario de salud para así incluir un abordaje intersectorial. 

En Costa Rica, explicó, existe un proyecto en el que los hospitales con ayuda de la iniciativa privada entregan medicamentos de enfermedades crónico degenerativas en casa a las personas mayores, quienes tienen miedo de contagiarse. 

Dijo que esa fue solo una de las innovaciones que se han tenido en aquel país a raíz de la pandemia, sin embargo, resaltó que eso ha significado un cambio importante en la vida de los pacientes que hoy se sienten en el centro de la atención. 

En ese sentido, Jörg-Michael Rupp, director internacional de 7 áreas de Roche, destacó que la pandemia hizo que la iniciativa privada “despertara” para hacer ver que las cosas tienen que cambiar “de manera significativa”. 

Agregó que se debe pensar en el paciente, “unirnos y tratar de ver cómo podemos ser un factor de diferencia. Es importante que pensemos en aquello que no funciona y pensar en cómo podemos cambiarlo”. 

Sobre ello, Rifat Atun aseguró que la crisis es una “oportunidad increíble” de crecer pero insistió en que se necesitan alianzas para “prepararnos en el futuro y ahora”. 

Del mismo modo, afirmaron que ante la inminente llegada de la vacuna contra el coronavirus es indispensable que los Gobiernos garanticen el acceso puntual y oportuno y especialmente en aquellos sectores más vulnerables. 

“Tenemos que tener arreglos institucionales. Tenemos que preocuparnos por la distribución. Es muy importante que las personas más vulnerables tengan acceso”, afirmó Guanais. 

CAMBIO DE MENTALIDAD  

Los especialistas señalaron que los cambios en el sistema de salud deben partir desde un cambio en la mentalidad “no considerar a la salud como su fuera un gasto”. 

Explicaron que se debe invertir en la innovación para transformar al sistema de salud “ya no más de los mismo”, dijo Atun. 

Guanais coincidió en ese aspecto al afirmar que construir un mejor futuro “no significa replicar el modelo antiguo. Tenemos que hacer cosas de forma diferente”. 

Colocar al paciente en el centro de todo, es también clave, pero para ello, María del Rocío Sáenz afirmó que se requieren sistemas más fuertes, mejores, invertir mejor y construir políticas con responsabilidad y transparencia. 

Finalmente, Jörg-Michael Rupp concluyó que son necesarios sistemas de salud más sustentables, pero también que se trabaje en el impulso de la economía “que sea un ecosistema que tenga nueva mentalidad centrada en los pacientes”.