Renuncia el director de misiones tripuladas de la NASA por "un error de juicio"

Renuncia el director de misiones tripuladas de la NASA por un error de juicio

Washington, EEUU (EFE).- Doug Loverro, director de misiones tripuladas de la agencia aeroespacial estadounidense NASA, renunció a su puesto citando "un error de juicio", que no explicó, cuando falta una semana para el primer lanzamiento de una misión con astronautas estadounidenses desde EE.UU. en casi una década. 

"Los riesgos que asumimos, sean técnicos, políticos o personales, tienen todos consecuencias potenciales si los juzgamos de manera equivocada", escribió Loverro en un mensaje distribuido el martes a todo el personal de la NASA, menos de seis meses después de asumir el cargo. 

"Yo asumí uno de tales riesgos a principios del año porque juzgué que era necesario para cumplir nuestra misión", agregó. "Ahora, con el paso del tiempo, es claro que cometí un error con esa opción por el cual sólo yo debo cargar con las consecuencias". 

Para la próxima semana está programado el lanzamiento de una cápsula que llevará los astronautas Bob Behnken y Doug Hurley a la Estación Espacial Internacional. 

Desde que en 2011 Estados Unidos puso fin a su programa de transbordadores espaciales, todas las misiones tripuladas con astronautas de este país se han hecho mediante naves lanzadas por Rusia. 

Kendra Horn, demócrata de Oklahoma y presdiente del subcomité espacial de la Cámara de Representantes, en declaraciones para la publicación especializada Space, dijo que estaba "profundamente preocupada por esta renuncia repentina". 

Bajo la Administración del presidente Donald Trump "hemos visto un patrón de salidas abruptas que han trastornado nuestros esfuerzos por los vuelos humanos en el espacio", agregó. 

La NASA anunció la contratación de Loverro para dirigir las misiones tripuladas en octubre pasado en remplazo de Bill Gerstenmaier, quien ocupó el cargo durante varios años. 

Gerstenmaier fue reasignado a una posición de asesor espacial en julio, también sin aviso previo, porque la dirección de la agencia estaba insatisfecha con el ritmo de desarrollo de los sistemas de exploración necesario para cumplir con la meta de Trump de llevar astronautas estadounidenses a la Luna en 2024. 

Afines del mes pasado, la NASA anunció el otorgamiento de contratos a las firmas Blue Origin, Dynetics y SpaceX para la cápsula que descenderá en la Luna, lo cual da a las empresas el tiempo para afinar sus diseños en los próximos 10 meses antes de la selección de una de las ofertas para completar la construcción de la nave. 

"Que no haya equívocos en esto", dijo Loverro cuando se anunciaron esos contratos. "Estamos en camino". 

Según Space, en una reunión el 13 de mayo del Consejo Asesor de la NASA, Loverro defendió el plan de la agencia y dijo que creía "absolutamente posible" la meta de llevar astronautas a la Luna en 2024. 

La renuncia de Loverro es efectiva desde el 18 de mayo y le reemplaza, interinamente, el e astronauta Ken Bowersox.