Sale a subasta el esqueleto de un alosaurio

Sale a subasta el esqueleto de un alosaurio

París, 10 oct (EFE).- No es apto para todos los bolsillos ni todos los espacios, pero el mejor postor podrá hacerse este próximo martes en París con un esqueleto de alosaurio de 10 metros de largo y otros 3,5 de alto, que data de hace 145 millones de años y podría superar el millón de euros.

Se trata de una hembra bautizada como "Big Sarah", por sus grandes dimensiones, y fue hallada entre finales de 2016 y principios de 2017 en una propiedad privada de Wyoming (Estados Unidos).

"Es uno de los ejemplares más grandes registrados hasta la fecha en el mundo", explicó a EFE este sábado el comisario de la venta, Alexandre Giquello, el mismo día en que esta se mostró por primera vez al público.

Los alosaurios eran grandes dinosaurios carnívoros que vivieron principalmente en América del Norte durante el Jurásico Superior. Los tiranosaurios vivieron en comparación hace unos 70 millones de años, por lo que la casa Drouot, que albergará la subasta, presume de tener en sus manos a la "abuela" de esa temida bestia.

"No es el dinosaurio más antiguo, porque los primeros datan del Triásico, pero en el Jurásico, que es el periódico más clásico de los dinosaurios, el que conocemos mejor, el alosaurio era el rey, un depredador implacable", añade Iacopo Briano, especialista del Sindicato Francés de Expertos Profesionales en Obras de Arte y Objetos de Colección (SFEP).

Esos animales podían llegar a los 55 kilómetros por hora, una velocidad que les permitía alcanzar fácilmente las presas pequeñas, mientras que para hacerse con otras más grandes, como los diplodocus, los expertos creen que cazaban en grupo.

El ejemplar mostrado en París, colocado en posición de ataque, con su imponente mandíbula abierta, tiene varias costillas rotas. Una de ellas se curó por sí misma y después desarrolló un cáncer de huesos, pero la causa final de la muerte se desconoce.

El 70 % del esqueleto es original y el resto ha sido completado con resina porque no estaba en buen estado, pero desde Drouot subrayan la excepcionalidad de esta pieza.

"Es extremadamente raro hallar un ejemplar completo de dinosaurio, y todavía más hacerlo con todos los huesos en el mismo lugar y en la postura en la que murió. En esta ocasión se podía apreciar desde el cráneo hasta la punta de la cola. La suerte de hallar un dinosaurio así se da cada dos o tres años", apunta Briano.

El pasado martes, Christie's subastó en Nueva York un esqueleto de Tiranosaurio Rex por 31,8 millones de dólares (unos 27 millones de euros). El precio estimado de venta se situaba en 6 millones de dólares (5 millones de euros), frente al millón de euros calculado para esta subasta.

"Hay distintos tipos de compradores: gente con mucho dinero y grandes espacios para poder exponerlo, una clientela más bien joven, particular, y ciertas empresas que desean promocionar su marca con esta compra", apunta el comisario.

El afortunado se conocerá este martes, día de una venta propuesta por la Maison Binoche et Giquello que incluye en total 187 lotes, como un diente de Tiranosaurio Rex valorado en unos 3.500 euros, o un nido fosilizado con tres huevos de Titanosaurio estimado en unos 16.000.