Camilla Läckberg defiende lucha femenina y agradece a lectores hispanos en la FIL Guadalajara

Camilla Läckberg defiende lucha femenina y agradece a lectores hispanos en la FIL Guadalajara
La escritora sueca Camilla Läckberg / Foto: EFE

"Quería escribir una historia sobre mujeres que luchan", expresó en entrevista con Efe la reconocida escritora sueca Camilla Läckberg sobre su novela "Mujeres que no perdonan", que presentó este sábado en la FIL de Guadalajara, reflejo de su éxito entre los lectores hispanohablantes.

"Estoy muy agradecida por mis lectores en español y la calurosa bienvenida que recibieron mis libros en hispanoamérica. Es difícil decir por qué (sus libros tienen éxito es español) pero.. ¿tal vez a mis lectores en español les gusta Fjällbacka, Faye y los asesinatos tanto como a mí?", expresó.

Fjällbacka es la ciudad donde ella creció y se ubican muchas de sus historias protagonizadas por una mujer, Faye. Sin embargo, "Mujeres que no perdonan" deja atrás este lugar y este personaje pero sin alejarse del género "nordic noir" que, dijo, tanto le apasiona.

Ingrid, Victoria y Birgitta son tres mujeres que para el resto del mundo llevan vidas normales y perfectas, pero comparten algo: sufren en secreto la tragedia de vivir sometidas a sus maridos. Y un día, cuando llegan al límite, planean el crimen perfecto sin ni siquiera haberse conocido.

Con las protagonistas de esta novela corta, Läckberg deja en claro que quería acercarse a temas contemporáneos y que la tocan a ella directamente como mujer.

Además trató de crear una historia empoderante que refleje la venganza de siglos de misoginia.

"Yo quería escribir una historia sobre mujeres que luchan y se vengan de los hombres que las hirieron. También fue muy importante para mí mostrar la solidaridad femenina y la hermandad que se genera entre los personajes principales", detalló.

Läckberg ha vendido más de 26 millones de ejemplares en el mundo, y se ha posicionado como una de las escritoras más representativas de la novela negra, a través de sus relatos, caracterizados por un ritmo ágil e historias de crímenes ficticios sucedidas en Fjällbacka, lugar que abandona ahora tal vez para tomar un nuevo rumbo.

Junto a otros escritores nórdicos de novela negra que son leídos en todo el mundo, la sueca se ha encargado de colocar este género en múltiples idiomas y lugares que se han aferrado a sus relatos hipnóticos y los han tomado como propios.

Por esto el "nordic noir" se encuentra en un buen momento en el que, además, por la pandemia de coronavirus, la lectura está siendo un refugio y un alivio para personas de cualquier coordenada.

"A pesar de las circunstancias, creo que se está haciendo bien. Leer es una actividad que uno puede hacer solo y con libros y literatura nunca vas a sentir soledad o aislamiento. El género de ficción sobre crímenes lo está haciendo bien. Yo soy una gran admiradora de todos mis compañeros que escriben sobre crimen y disfruto mucho descubriendo nuevos tipos dentro de este género", añadió.

La autora presentó su libro en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, la más importante en español, de manera virtual, debido a las restricciones por coronavirus y a la decisión del evento de no cancelarse y seguir adelante con una edición adaptada a las circunstancias.

"¡Creo que es una buena idea! En estos tiempos desafiantes y difíciles tenemos que encontrar diferentes y nuevas maneras de encontrarnos e intercambiar ideas y pensamientos. Estoy muy emocionada y feliz de ser parte de la FIL, aunque no tenga una participación física. Estaría genial ir a la feria en la vida real algún día", terminó Läckberg.