El Met de Nueva York prevé pérdidas de 100 mdd

Cierre se alargará hasta julio por coronavirus

El Met de Nueva York prevé pérdidas de 100 mdd

Nueva York.- El Museo Metropolitano de Nueva York (Met) prevé que el cierre anunciado la semana pasada se alargue hasta el próximo mes de julio por la pandemia del coronavirus, a la vez que calcula registrar unas pérdidas de unos 100 millones de dólares.

Esas son las estimaciones comunicadas en un correo electrónico a los jefes de departamento de la destacada institución cultural neoyorquina este miércoles, según informa el New York Times. “Este es un momento extremadamente desafiante para todos”, dice la carta firmada por el presidente y director ejecutivo del Met, Daniel Weiss, y el director, Max Hollein. “Como empleados del Met, todos tenemos una profunda responsabilidad de proteger y preservar la preciada institución que hemos heredado”, añade la misiva.

La valoración del Met es un reflejo de la complicada situación a la que se enfrentan organizaciones culturales y artísticas de todo Estados Unidos que, a diferencia de este museo, no cuentan con un presupuesto de operaciones de 320 millones de dólares al año y un legado de unos 3.600 millones de dólares.

“Muchos museos están usando todas las reservas que tienen para sobrevivir este mes”, dijo al diario neoyorquino Laura Lott, presidenta y directora ejecutiva de la Alianza Estadounidense de Museos.

MUSEOS, NO VOLVERÁN 

A ABRIR

Cerca de una tercera parte de los museos evaluados en Estados Unidos ya operaban en números rojos o muy cerca de ellos antes de desatarse la pandemia del coronavirus, subrayó Lott. Esto significa para la experta que un tercio de los centros no podrán volver a abrir sus puertas si la crisis continua.

“Esta es la situación más extrema que he vivido en mis 25 años como profesional de las finanzas del arte”, agregó.

INVERSIÓN

El Met, que se prepara para una difícil situación económica, ha desarrollado una respuesta en tres fases: que todos los empleados trabajen desde sus hogares hasta el 4 de abril mientras el museo evalúa los despidos o jubilaciones voluntarias, seguido de una evaluación del control de gastos de abril a julio para ver cómo se pueden reducir costes.

En su tercera fase, prevista desde julio hasta octubre, prevé reabrir “con un programa reducido y menores costes estructurales ya que se anticipa una menor asistencia durante al menos un año por la reducción nacional y global del turismo”.

“Estamos intentando ser todo lo proactivos que podemos en un ambiente de profunda incertidumbre”, dijo Weiss en su email.