Horacio Franco ofrece música barroca

En un ambiente original

Horacio Franco ofrece música barroca

Ciudad de México.- El flautista mexicano Horacio Franco invita a escuchar música antigua en el Festival Lunario Barroco del Lunario del Auditorio Nacional, en un ambiente que busca acercarse lo más posible al original.

El festival, que arranca este día, ofrece cuatro jornadas semanales de música barroca en un formato más próximo y menos acartonado que el de las iglesias o salas de conciertos para música clásica.

"El entorno de la música barroca era muy parecido al que vamos a tener en el Lunario, porque en ese entonces no habían aparecido los conciertos tal y como los conocemos ahora en un aparador y una sala de conciertos donde la gente va y se sienta y tiene un programa de mano", dijo Franco, quien fue galardonado en 2018 con una Luna del Auditorio a la trayectoria y es uno de los artistas participantes en los conciertos con obras europeas y americanas del 1600 al 1750.

CONCIERTO

"Aquí va a ser un concepto mucho más informal donde la gente va a estar como estaban seguramente en las cortes oyendo música y comiendo, escuchando a los grandes compositores del siglo XVII y XVIII... Queremos romper un poco el paradigma, queremos hacer conciertos para gente que no conoce esta música y queremos hacerlo dentro de un entorno mucho más relajado", dijo Franco.

Además del flautista mexicano, participan Antiqva Metropoli, Vecchio Fascino y Cappella Barroca, cada uno con un formato diferente que mezcla piezas instrumentales y vocales.

ANTIQvA METROPOLI

La primera jornada correrá por parte del grupo de jóvenes mexicanos Antiqva Metropoli, con un programa para violín integrado por "Las cuatro estaciones" de Antonio Vivaldi.

En la segunda sesión, el 11 de julio, el grupo Vecchio Fascino, con la soprano Nadia Ortega, la mezzosoprano Nurani Huet, Santiago Álvarez y Miguel Cicero en el órgano y el clavecín, interpretarán música sacra de los virreinatos de España, especialmente villancicos entre los que se destaca un texto de Sor Juana Inés de la Cruz.