Juan Villoro evoca el fantasma de Ramón López Velarde en "Retrato hablado"

Juan Villoro evoca el fantasma de Ramón López Velarde en Retrato hablado

CIUDAD DE MÉXICO (EFE).- Una obra de nacimiento fugaz que habla de un poeta que perdura en la memoria, "Retrato hablado", es la última puesta en escena escrita por Juan Villoro y dirigida por Arturo Beristáin que conmemora el centenario de defunción de Ramón López Velarde. 

"López Velarde (1888-1921) es el poeta más y mejor leído (...) lo que nosotros quisimos hacer fue darle vida como la persona contradictoria que fue. Creo que las grandes figuras de la historia corren peligro de convertirse en estatuas, nombres de calles, pero no necesariamente son frecuentadas, leídas y materia viva", aseguró Villoro en conferencia de prensa. 

Dos alumnas y un fotógrafo esperan la llegada de López Velarde para regalarle en su cumpleaños número 33 un retrato. Mientras aguardan su llegada, Dolores y Matilde atraen la presencia del poeta con sus remembranzas y el poeta aparece en forma de fantasma. 

Velarde estará presente a través de su espíritu, pero el único retrato que se podrá hacer será el hablado, puesto que ese mismo día el autor de "Suave patria" fallece. 

"Él estuvo muy cerca de Francisco I. Madero (1873-1913), quien le debía mucho al espiritismo y tuvo un estímulo sobrenatural para lanzarse a la Revolución y López Velarde creía en los fantasmas. Aprovechando esa coincidencia, decidimos que López Velarde viajara entre 1921 y nuestro mundo contemporáneo", apuntó Villoro. 

La historia pretende que las nuevas generaciones conozcan quién fue el poeta y que el público se interese en leer su obra, además de rememorar a grandes personajes de la historia como al pintor Saturnino Herrán, a los hermanos Casasola. 

"Llegamos a la conclusión de que es una pieza didáctica, tiene el sentido de revisar la obra del poeta pero lúdicamente", expuso Beristáin. 

Según detalló a Efe Villoro, el primer acercamiento con el poeta fue cuando tenía 16 años y se debió a un "chisme familiar", puesto que una de sus tías fue novia de Velarde. 

"Tengo familia en San Luis Potosí y el poeta tuvo una novia que se llamaba Teresa Toranzo, que era de nuestra familia, ese chisme me pico la curiosidad, por esa razón tan morbosa y de chisme entre en el poeta pero me parece tan valida como cualquier otra, sobre todo en alguien que todo el tiempo estaba hablando de amores contrariados", recordó. 

Por su parte, Beristáin aseguró que lo leyó en su juventud y después pudo representar "Novedad de la patria", una obra cuyas 100 representaciones fueron celebradas por el ganador al Nobel en 1990, Octavio Paz quien desveló la placa en aquel entonces. 

"A partir de ahí se burlan de mi porque tenemos una especie de código 'velardiano' en donde estamos constantemente citando al poeta, porque está tatuado en nuestro corazón", mencionó Arturo. 

La conferencia también contó con la presencia con el director de la Compañía Nacional de Teatro, Enrique Singer, quien se mostró feliz de que la obra sea la primera coproducción dicha institución con el Colegio de México. 

"Retrato hablado" tendrá el inicio de temporada en el Palacio de Bellas Artes el próximo 19 de agosto de forma gratuita. y después continuará con presentaciones en la Sala Xavier Villaurrutia del Centro Cultural del Bosque y en el Colegio Nacional. 

También esperan poder hacer una gira por el país en estados queridos por Velarde como su natal Zacatecas, Aguascalientes y San Luis Potosí.