La historia de Tayra

La historia de Tayra

21:

 

Van los niños con un bote de remos en las manos y un sextante, 

buscan un río. 

Lontananza es de arena y el pájaro gris de la sequía: la imagen es triste, la madre seca. 

Junto a los juncos mustios crecen espadas. 

¿Has visto agonizar una ballena blanca? 

Los caballos recuerdan a la lluvia, el más viejo piensa: 

jamás se ganará la guerra. 

Caminan los niños, con un batel, en el desierto. 

Un poema es una puerta, una olvidada mina, una lancha 

para surcar las dunas. 

Aquí debería colocar un perro, 

son buenos para la salud emocional del condenado, 

una soga de perros. Las raíces 

del árbol encaladas. El aliento 

malsano. (AO)

pero sólo hay aridez, cardos rodadores y un desfile de pistolas 

en esta ciudad amurallada con la piel del desollado, del sin casa. 

Y nos organizaremos todos para buscar a los niños que marcharon, 

con un barco de juguete, a conquistar el mar.

*Ángel Ortuño