La vida de Emiliano Zapata es reconstruida a través de sus anécdotas en un podcast

La vida de Emiliano Zapata es reconstruida a través de sus anécdotas en un podcast

La vida de Emiliano Zapata, el revolucionario, el Caudillo del Sur, "el hombre que se levantó en armas para defender las tierras que los ricos les robaron a los pueblos originarios de México", es reconstruida a través de la voz del escritor Pedro J. Fernández para el podcast Zapata: Historia de una revolución, el cual puede ser escuchado en la plataforma Himalaya.

"Va a seguir un orden cronológico. Habrá muchas anécdotas. Quiero ir develando quién es este personaje más allá de las fotografías y de las frases y que la gente de verdad conozca, no sólo a Emiliano Zapata sino a la lucha agraria", compartió Fernández en entrevista con SinEmbargo.

En el primero de 10 episodios, se relata, por ejemplo, la historia de Anenecuilco y de la familia de Zapata y se comparten algunos aspectos sobre la juventud del revolucionario, sus diferentes arrestos y diversos trabajos, todo ello a partir de una narrativa en la que se irá mostrando quién es este personaje.

En ese sentido, Fernández señaló que la importancia de este proyecto es que deja a un lado las fechas y los hechos duros, y se centra en la vida de Zapata, a quien humaniza como lo hace con la historia para, de esa manera, acercarla a las audiencias.

El narrador explicó que a lo largo de la audio-serie emplea dos tipos de anécdotas: las que son conocidas y que son recreadas de una forma más extensa; y aquellas poco populares que van develando quién es Emiliano Zapata y también cómo era su tiempo.

"Hay anécdotas que sí son muy conocidas. Está la reconstrucción de la entrada de Zapata y Villa a la Ciudad de México, pero hay otras que no son tan conocidas, de cómo se pusieron de acuerdo para hacer esa entrada, cómo fue su reunión en Xochimilco de estos dos hombres tan dispares", comentó al respecto.

Pedro J. Fernández es autor de Morir de pie (Grijalbo), una novela en donde retrata el mundo de Zapata en su viva voz. Para él, el Caudillo del Sur se volvió un personaje mucho más grande en la muerte que en vida precisamente porque sigue inspirando otras luchas, mientras que las demandas que hizo hace más de un siglo siguen sin cumplirse.

"Hay muchos pueblos que se levantaron en armas durante la Revolución que todavía no se les han devuelto las tierras, entonces la lucha de Zapata es una lucha viva y en ese sentido se entiende que sigamos hablando de él, que cuando veamos las marchas que buscan diferentes derechos sigamos viendo su imagen", indicó.

El podcast Zapata: Historia de una revolución contará con 10 episodios.

***—No hace mucho publicaste Morir de pie, precisamente sobre la vida de Emiliano Zapata. ¿Veremos a ese Zapata que retrataste en este libro o qué Zapata es del que hablas en la audio-serie?

—No, hablo de un Zapata mucho más global. Lo que pasa es que en el libro Emiliano Zapata está contando su historia, entonces hay cosas que no puedo contar si él no las vio porque es su perspectiva.

Hubo material que se quedó fuera y en este caso tengo una visión de quién era este personaje. Puedo contar toda la historia y puedo incluir todos los datos que no estaban en el libro. Entonces, puedo hablar de Zapata en relación con Carranza, con Madero, con Villa que no podría abarcar tanto desde la novela.

—¿Qué le espera al auditorio en el resto de los capítulos de este podcast, seguirás un orden cronológico o cuál será la guía que tendrás en la serie?

—Sí, va a seguir un orden cronológico. Habrá muchas anécdotas. Quiero ir develando quién es este personaje más allá de las fotografías y de las frases y que la gente de verdad conozca, no sólo a Emiliano Zapata sino a la lucha agraria.

—¿Puedes compartir una de las anécdotas que cuentas en este nuevo proyecto?

—Hay anécdotas que sí son muy conocidas. Está la reconstrucción de la entrada de Zapata y Villa a la Ciudad de México, pero hay otras que no son tan conocidas, de cómo se pusieron de acuerdo para hacer esa entrada, cómo fue su reunión en Xochimilco de estos dos hombres tan dispares.

Yo creo que es interesante: son el líder en el norte, el líder en el sur y qué es en lo que se ponen de acuerdo y qué es en lo que no se pueden poner de acuerdo. Me parece muy interesante.

Juego con esas dos anécdotas: con las anécdotas que son conocidas, que puedo recrear de una forma más extensa; y anécdotas poco conocidas que sí van develando quién es Emiliano Zapata y también cómo era su tiempo.

—¿Cómo explicarla a alguien que sólo lo conoce por su nombre, quién es el Caudillo del Sur?

—Yo defino a Emiliano Zapata como un revolucionario, un hombre que se levanta en armas para defender las tierras que los ricos le robaron a los pueblos originarios de México y que finalmente puso sobre la mesa, por primera vez, ese respeto a la dignidad de los pueblos, a su identidad y que gracias a que Emiliano Zapata hizo todo eso un siglo después seguimos hablando de estos temas.

—Justamente, como dices, es interesante como esas demandas que encabezó Emiliano Zapata a la fecha siguen siendo temas pendientes...

—Sí, siguen estando pendientes. Hay muchos pueblos que se levantaron en armas durante la Revolución que todavía no se les han devuelto las tierras, entonces la lucha de Zapata es una lucha viva y en ese sentido se entiende que sigamos hablando de él, que cuando veamos las marchas que buscan diferentes derechos sigamos viendo su imagen.

Zapata se volvió un personaje mucho más grande en la muerte que en vida precisamente por eso, porque sigue inspirando otras luchas. Mientras que las demandas que hizo Zapata hace más de un siglo sigan sin cumplirse, la lucha sigue.

—Se utiliza mucho la imagen de Zapata por parte de los gobiernos, pero lo que es su discurso queda fuera de todo tipo de acciones.

—Es muy curioso cómo los diferentes gobiernos han usado diferentes figuras históricas, pero simplemente un poco para representarse en ellos no porque vayan a cumplir lo que esas figuras históricas representaban.

En el caso de Zapata sí es muy claro que nunca le gustó la política, nunca se llevó bien ni con los gobernadores de Morelos ni con los presidentes que lo tocaron, entonces por extensión supongo que tampoco le hubiera caído bien ninguno de los presidentes que lo cita a cada rato desde hace un siglo.

También habla de ese personaje que es del pueblo y que se ha mantenido como parte del pueblo y por más que los gobiernos quieran tomarlo como su símbolo la verdad es que sigue siendo parte del pueblo, no se puede desarraigar.

—Pedro, eres muy conocido por retratar la vida de personajes a partir de su propia voz y siempre del plano de la novela histórica, del texto histórico. ¿Tuviste alguna dificultad con el formato?

—Fue un reto porque ahora soy yo el que está contando la historia, antes eran los personajes. Me gusta mucho la primera persona, pero ahora sí tengo que ser yo haciendo la historia interesante y a veces hay que dejarlo fluir en el estudio de grabación, y alguna anécdota que no estaba determinada de repente sale y digo sí vamos a contar esto, vamos a quitar lo otro. Eso también es muy rico porque me permite experimentar, pero sí fue un reto completo ponerme yo como el narrador de esta historia.

—¿Consideras que la manera en la como se enseña la historia, más centrada en episodios y fechas importantes, impide entender la trascendencia de personajes como Emiliano Zapata?

—Por su puesto. Creemos que la historia son fechas y son hechos duros y no estamos entendiendo contextos, antecedentes, consecuencias. No estamos viendo las personas que viven todos esos momentos.

Para mí es muy importante humanizar a los personajes, humanizar la historia, hacer que se sienta cercana. Lo vemos cuando nos cuentan la historia en la escuela, nos acordamos más de esa maestra o maestro que nos iba platicando la historia, que nos iba contando el chisme a la fecha que nos aprendimos para pasar un examen y que se nos olvidó al día siguiente.

Creo que lo mismo pasa con este tipo de ejercicios. El podcast se va quedar seguramente muchísimo más dentro de quienes lo escuchen a lo que les enseñaron en la escuela de forma oficial.