"Las niñas bien" de hoy nada se parecen a sus abuelas: Loaeza

La mujer ha evolucionado, afirma la escritora

"Las niñas bien" de hoy nada se parecen a sus abuelas: Loaeza

Ciudad de México.- La escritora Guadalupe Loaeza consideró que entre "las niñas bien" de antes y las de ahora hay grandes cambios positivos y estimulantes, porque nada tienen que ver las de ahora con sus abuelas.

La también periodista recordó que "Las niñas bien" es un libro que escribió hace 32 años y que fue convertido en una película que se estrenará este mes.

Subrayó que a "las niñas bien" de ahora ya no les importa para nada "el qué dirán". Son más seguras de sí mismas y tienen la autoestima muy alta: Hacen lo que quieren, lo que antes 

era impensable.

Al dar una conferencia sobre "las niñas bien" del siglo pasado y las de ahora, la escritora dijo que afortunadamente la mujer ha evolucionado mucho, sin importar el sector social o económico, ya que ha aprendido a expresarse, a tomar decisiones fundamentales para su vida y ahora también vota.

Recordó que en los años 60 las mujeres estaban muy apegadas al "que dirán", con el sentido del deber muy desarrollado, por lo que el consejo que les daban las madres es que debían conjugar el verbo aguantar en todos los tiempos, mientras que ahora las "niñas bien" hacen lo que quieren.

SE TRANSFORMAN

Antes había muchas restricciones, limitantes y presiones; en primer lugar, casarse bien; ya que estudiar, evolucionar académicamente o trabajar era lo de menos, ya que lo importante era casarse con un "niño bien", decente, de buena familia y si tenía los ojos azules mucho mejor, porque había que "mejorar la raza".

Todo eran consignas que las madres repetían desde la mañana hasta que se acostaban; como el que las mujeres debían llegar vírgenes al matrimonio, y ¡Ay de ella! si no tenían novio a los 17 o 18 años, porque eso era un verdadero drama. Así eran las cosas antes. Había una serie de códigos que eran como un corsé terrible que creaba muchomiedos, por lo que era mejor que las mujeres se callaran, y cuando hablaban, ¡ni se les ocurriera hacerlo de política! Eso era mal visto y se les criticaba.

NO ERAN FELICES

"Las niñas bien" de antes no eran felices. Tenían muchos temores, por lo que en muchas ocasiones se casaban sin estar enamoradas. Pero las de ahora son más participativas, trabajan, se casan, se divorcian, se divierten, llegan tarde a su casa y votan por el candidato que quieren.

Sin embargo, persisten ciertos atavismos como el que no se note la pobreza y  estar bien vestidas, por lo que son educadas y libres, pues eligen y tienen criterio propio, y viven solas o con otras amigas, viajan, tienen otros intereses y son más adaptables.

LA SOCIEDAD MADURA

Qué bueno que la sociedad mexicana ha crecido, ha madurado, se ha enriquecido, se ha globalizado; las mujeres leen, participan, denuncian, escuchan las mañaneras de Andrés Manuel López Obrador y leen la revista Proceso.

De ahí que opinan y tienen criterio propio; ahora las mexicanas tienen muchos recursos y una capacidad de adaptación increíble que les permite trabajar sin que sean criticadas, y divorciarse sin problemas.