Los españoles hicieron cosas malas, pero cambiaron la historia, justifica Pérez-Reverte

Los españoles hicieron cosas malas, pero cambiaron la historia, justifica Pérez-Reverte
Arturo Pérez-Reverte / Foto: AP

CIUDAD DE MÉXICO (EFE).- El escritor español Arturo Pérez-Reverte aseguró sobre la conquista de México que "los españoles hicieron muchas cosas malas pero ahí está una hazaña que cambió la historia de la humanidad", según dijo este martes en conferencia de prensa a medios latinoamericanos sobre su última novela. 

Para el español, juzgar épocas anteriores a la actual sin basarse en el pensamiento y condiciones del momento es un acto de incongruencia que no debe llevarse a cabo, una cuestión que había mencionado en ocasiones anteriores.

"Juzgar eso (la conquista) con mentalidad actual es incongruente, además de imposible. Hay que irse al siglo XVI para entenderlo. '¡Qué machista era Hernán Cortés!', pues claro, y el abuelo de quien lo diga, y todos, era un mundo machista", expresó.

En marzo de 2019, Pérez-Reverte tomó parte en el debate que surgió debido a la solicitud por parte del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, al rey de España Felipe VI y al papa Francisco de ofrecer disculpas por los abusos cometidos durante la conquista del país norteamericano hace 500 años.

"Que se disculpe él, que tiene apellidos españoles y vive allí. Si este individuo se cree de verdad lo que dice, es un imbécil. Si no se lo cree, es un sinvergüenza", tuiteó entonces.

UNA NOVELA SIN BUENOS NI MALOS

Pérez-Reverte se encuentra promocionando su libro "Línea de fuego", que fue estrenado en España el pasado 6 de octubre y desde entonces se ha posicionado como el libro más vendido en su país, además de uno de los más comentados.

Es el primer libro del escritor enfocado principalmente en la Guerra Civil española (1936-1939), aunque en otras entregas habló de ella de forma indirecta, y aseguró lo importante que es para él contar el suceso sin ponerse del lado de ningún bando y resaltar que se trató de un conflicto de humanos "atrapados" en un contexto.

En este sentido, al igual que se refirió a la conquista de México, insistió en no contar las historias basándose en hablar de "buenos y malos" en relación a la Guerra Civil.

"Los bandos no eran iguales. Moralmente hay un bando malo, pero en cuanto a los seres humanos no hay buenos y malos. (...) Es tan estúpido mantener el argumento que están dando en España...", detalló.

Pérez-Reverte aseguró que no va a hacer "novelas de buenos y malos" porque, además, considera que de la maldad tiene muchos "matices y ángulos" y que de ella se puede llegar a grande aprendizajes.

Además, mencionó conversaciones que tuvo con narcotraficantes y torturadores, entre otros, que le permitieron conocer esos matices y, a través de ellos, crear a algunos de los personajes de sus novelas. 

"Eso es el ser humano, es lo que me lleva a mis novelas, es mi capital. Debo decir que eso no es muy frecuente tampoco y no sé por qué en los últimos tiempos la literatura tiene que ser moral. Me dicen 'no saque a un torturador o a un violador' pero a mí eso me aburre, no quiero, quiero que mis personajes tengan vida. (...) Un novelista no tiene ninguna obligación moral, no es inmoral pero es amoral, y si no se da visión moral es completamente válido", sentenció el escritor.

Muchas de las novelas del autor fueron llevadas al cine o a la televisión, como "La carta esférica" (2007), "Alatriste" (2006) o "Territorio comanche" (1997), algo que, dijo, es muy probable que suceda con "Línea de fuego" en "un año y medio o dos".

"Con la Guerra Civil tengo un problema: no hay ninguna película que me satisfaga mucho, ninguna que sea lo bastante ecuánime. Hay intentos muy nobles y serios de hacer una película rigurosa pero el escritor o director elige un bando y eso se nota. Quizá recomendaría 'La vaquilla', de (Luis García) Berlanga, la más españolamente española de todas, a la espera de que hagan la mía", terminó.