Minificciones

Minificciones

Las ovejas aprenden a contar pastores

 

64

Me topé con la terrible soledad de Crátor 

y una oropéndola de vidrio, 

por si esto fuera un sueño, no nevará en verano;

es hora de cazar palabras con una flecha negra. 

¿Me sigues? 

El blanco es de ceniza y la ballesta 

es una máquina de fabricar poemas: 

lento es el proceso, 

pero no está el horno para bollos. 

Insigth:

la realidad es un martillo o un alfange, 

Ares también estaba solo. 

Vi salamandras en el fuego y en mi 

ventrículo izquierdo.