Picasso como referente del exilio español

Picasso como referente del exilio español

Toulouse.-  El "Guernica" posicionó públicamente a Pablo Picasso en favor de la causa republicana en España, pero su arte y su persona tuvieron una influencia en los exiliados mucho mayor y concreta, que una exposición en Toulouse (sur de Francia) explora por primera vez a partir de la exhibición.

"Picasso y el exilio. Una historia del arte español de la resistencia", refleja tanto el impacto que la Guerra Civil y la dictadura tuvieron en el pintor como su rol de mentor entre artistas refugiados españoles, a algunos de los cuales ayudó a salir de campos de concentración franceses.

Picasso (Málaga 1881- Mougins 1973) llegó a Francia a finales de 1900 y se instaló definitivamente en el país cuatro años más tarde. La última vez que pisó España fue en 1934, firme en su negativa de no regresar hasta que no volviera la democracia.

El joven pintor que se empapó en París de la vanguardia cultural era ya un artista consagrado al estallar la Guerra Civil española en 1936 y cuando, al finalizar en 1939, cerca de 500.000 republicanos cruzaron los Pirineos huyendo de la represión, una fecha de la que ahora se cumplen 80 años.

MUESTRA

La celebración de esta exposición en el museo de arte moderno y contemporáneo Les Abattoirs de Toulouse no es casual: esa ciudad casi fronteriza fue "capital" del exilio español y sede de instituciones políticas, culturales y sociales vinculadas contra el franquismo.

Toulouse fue también el lugar donde se fundó en 1944 el Hospital Varsovia para atender a refugiados republicanos que participaron en los combates de la resistencia, y la ciudad a la que Picasso donó en 1965 "La dépouille du Minotaure en costume d´arlequin", telón monumental y estrella de esta muestra.