¿Quién reina en tu vida?

¿Quién reina en tu vida?

Pbro. Lic. Salvador González Vásquez

En esta vida, que es temporal, nadie es autosuficiente, porque siempre necesitamos de alguien. 

Alguno dijo: "el hombre es un animal que nace prematuro". Porque en los primeros años de nuestra existencia, dependemos totalmente de los demás para poder vivir. 

Es evidente, que el hombre vive orientado hacia alguien, y vive por alguien.

Decía Leibniz, que el hombre no solo existe, sino también coexiste. Es decir, para que alguien pueda existir, es necesario que existan otras cosas, y sobre todo se necesita que existan otras personas; porque de lo contrario, jamás podríamos mantenernos vivos.

DIOS

Y para que el hombre pudiera venir a este mundo, necesitó de Dios; porque sin Él, es imposible la existencia.

Pero Dios, no es tan solo el autor de nuestra vida; él, también le da consistencia a todo lo que existe; y sin él nada se sostiene.

Aunque es muy fácil olvidar, de dónde venimos, y de quién dependemos; y cuando menos acordamos, ya estamos viviendo para alguien que no es Dios. 

Decía San Agustín: "Porque nos hiciste Señor para ti, y nuestro corazón está inquieto hasta que no descanse en ti". Cuando no se tiene a Dios, el corazón se encuentra inquieto. Y hasta que volvamos al Señor, es entonces que recuperamos la paz. 

JESUCRISTO REY DEL UNIVERSO

Y hoy que celebramos la fiesta de Jesucristo Rey del Universo, es importante recordar, que Él, es el único que sabe cómo gobernar nuestra vida.

Porque el reinado de Jesús, está al servicio de los suyos. Dios está atento para que nada nos falte; porque él cuida de nuestra vida.

Jesús es un rey que no espera a ser servido. Porque él, es el autor de nuestras vidas, y siempre está al cuidado de su obra

EL HOMBRE, SU OBRA MAESTRA

Él es la autoridad auténtica por ser el autor del universo y de la humanidad. Pero, ante todo, siempre está al cuidado de su obra maestra, que es el hombre. 

Por eso, es bueno preguntarnos: ¿a quién hemos aceptado como Rey? Ya que cualquier otro rey, solo nos va a someter a su capricho. Y el reinado de Dios es un gobierno que no esclaviza. 

Porque Dios, está siempre para darnos la vida, y con ella, también la libertad.