Un altar dedicado a la filósofa mexicana Graciela Hierro en Marruecos

Un altar dedicado a la filósofa mexicana Graciela Hierro en Marruecos

RABAT  (EFE).- El primer altar de muertos montado en la Embajada de México en Marruecos ha sido dedicado a la memoria de la filósofa Graciela Hierro, fallecida en 2003 y pionera del feminismo en su país. 

Una fotografía de la filósofa, junto a ejemplares de libros suyos y una pluma estilográfica presiden el centro del altar, que ha sido elaborado durante semanas por todo el personal de la embajada. 

A falta de flores de cempasúchil natural, hubo en su lugar cientos de cempasúchiles de papel junto a otras flores frescas locales, sin faltar el pan de azúcar, las calaveras, el papel picado y toda la iconografía que acompaña al Día de Muertos, fiesta declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. 

En el altar no faltaron frutas de temporada de estas latitudes mediterráneas, como las naranjas, los aguacates, las granadas o las manzanas, que se mezclaron con botellas de tequila y mezcal, además de alebrijes llegados de México y velas de todos los tamaños. 

En un guiño a la cultura local, el altar incluyó objetos de cerámica marroquí que parecían emparentados con la talaverana, así como tapices que recordaban a los que se tejen en el sur de México. 

El altar de muertos de la Embajada está abierto a las visitas, pero por las limitaciones debidas a la covid-19, solo previa cita y respetando la distancia social. 

Esto va a impedir que los marroquíes visiten en grupo este altar y descubran una tradición completamente desconocida en la cultura musulmana, como es la de celebrar a los muertos de forma festiva en la figura de una gran feminista.