Unesco estima que se necesitan cientos de millones de dólares para salvar el patrimonio de Beirut

Unesco estima que se necesitan cientos de millones de dólares para salvar el patrimonio de Beirut
El Palacio de Sursock, una de las joyas de Beirut, destruido por la explosión / Foto: EFE

BEIRUT (EFE).- La directora general de la Unesco, Audrey Azoulay, estimó este jueves en "cientos de millones" de dólares el presupuesto necesario para salvar el patrimonio cultural de Beirut afectado por la explosión del pasado 4 de agosto y que intentará movilizar a finales de septiembre con una conferencia de donantes.

En una rueda de prensa en el patio del Palacio de Sursock, una de las joyas de patrimonio en Beirut y destruido por la deflagración, Azoulay aseveró que se necesitan "varios cientos de millones de dólares para restaurar el patrimonio cultural" en la capital, aunque precisó que "aún no es la cifra definitiva".

La directora de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura aseveró que esta será una operación que va a durar "mucho tiempo" y en la que se empezará movilizando a los socios regionales, internacionales, empresas privadas y a particulares de cara a una conferencia de donantes a finales de septiembre, sin dar una fecha concreta. 

En la semana de la explosión, el presidente del Líbano, Michel Aoun, afirmó que las estimaciones iniciales situaban las pérdidas por encima de los 15 mil millones de dólares (unos 12 mil 685 millones de euros).

Azoulay se ha reunido esta mañana con Aoun durante su visita a Beirut, adonde llegó ayer, y le ha insistido en que hay que proteger los barrios afectados y "quizás darle un estatus especial" para "evitar la especulación inmobiliaria", a lo que la Unesco puede "aportar expertos" con el objetivo de preservar el patrimonio.

Al menos 8 mil edificios se vieron afectados por la explosión, de los cuales 640 son históricos y aproximadamente 60 se encuentran en riesgo de derrumbe.

El pasado 4 de agosto explotaron 2 mil 750 toneladas de nitrato de amonio en el puerto de Beirut que llevaban seis años almacenados sin custodiar, un suceso que ha dejado 182 muertos y más de 6 mil heridos en la capital libanesa.

Azoulay aseguró que el próximo 1 de septiembre se celebrará también una sesión "especial consagrada al Líbano" en el marco de "la coalición global de educación" establecida desde la pandemia de la COVID-19 para facilitar el aprendizaje a los niños durante este periodo.

Indicó que la "vuelta escolar" prevista para septiembre en el Líbano va a "ser difícil", ya que unos 85 mil alumnos se han visto afectados por las secuelas de la deflagración en 160 colegios.

"Se necesitan 22 millones de dólares (18.6 millones de euros) solamente para rehabilitar las paredes de los colegios afectados por la explosión", apuntó.